¿Cómo estás viviendo tú vida?

“Tú y yo hemos ganado la lotería de la vida. La pregunta es, ¿cómo vamos a ejecutar esa fortuna en la vida?“ Sheryl WuDunn

Definitivamente la vida es muy corta, y no sabemos cuanto tiempo vamos a vivir por lo que necesitamos aprovecharla al máximo. La vida es un regalo que no debemos desperdiciar pensando que el mundo me debe, o que todos conspiran en mi contra. Otra forma de desperdiciarla es enfocarme en los problemas que estoy viviendo, no hay esperanza para mí, soy víctima de las circunstancias. Y el mayor desperdicio que hacemos con nuestra vida lo demostramos siendo ingratos, olvidándonos de cada una de las bendiciones que recibimos a diario.

Cada día debemos recordar las palabras del salmista: “Señor, recuérdame lo breve que será mi tiempo sobre la tierra. Recuérdame que mis días están contados, ¡y cuán fugaz es mi vida!” Salmo 34:4

Cuando entendemos que nuestro tiempo es breve sabemos que tenemos que medir como viviremos esos días y hacer que nuestra vida cuente. Cada segundo de nuestra vida cuenta y es nuestra responsabilidad el poder invertirlo sabiamente.

Cada uno de nosotros somos únicos y especiales por lo cual nuestras vidas son diferentes, y nosotros decidimos como vamos a vivirla. Decidimos si vamos por nuestros sueños o esperamos “algún día” nuestro sueño se hará realidad. Decidimos si somos mejores personas, esposos, padres, hijos, o esperamos a que las cosas mejoren y comenzamos a serlo. Decidimos hacer la diferencia en el mundo o el mundo hace la diferencia en nosotros. Decidimos si vamos a ser felices o infelices. Puedes ver que la vida se basa en decisiones.

Yo he decidido vivir la vida agradando a Dios, amando a mi esposa, a mis hijos, a mis seres queridos. Yo he decidido hacer la diferencia en el mundo llevando esperanza e inspiración en un mundo sin esperanza. He decidido dejar un legado de amor y servicio antes de que acabe mi tiempo. He decidido dejar una huella en los corazones de hombres y mujeres necesitados de una palabra de fe y animo.

¿Y usted cómo vivirá el resto de sus días? ¿Qué pasos va a dar para cambiar su vida?

Los días están corriendo y es tiempo de hacer lo que es correcto, no viva la vida de otra persona, no se preocupe por lo que otros digan de usted. Cambie su actitud y sea agradecido, solo así podrá experimentar el regalo de la vida. Viva la vida que Dios diseñó para usted, sea sabio o sabia en caminar hacia su destino. Haga que su vida cuente y trascienda en la historia de manera positiva.