TOMANDO NUESTRA RESPONSABILIDAD

Marcos 8:33-38 Jesús se dio la vuelta, miró a sus discípulos y reprendió a Pedro: « ¡Aléjate de mí, Satanás! —dijo —. Ves las cosas solamente desde el punto de vista humano, no del punto de vista de Dios». Entonces llamó a la multitud para que se uniera a los discípulos, y dijo: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme. Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás; pero, si entregas tu vida por mi causa y por causa de la Buena Noticia, la salvarás. ¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma? Si alguien se avergüenza de mí y de mi mensaje en estos días de adulterio y de pecado, el Hijo del Hombre se avergonzará de esa persona cuando regrese en la gloria de su Padre con sus santos ángeles».

Vivimos esta vida sin detenernos a pensar en la eternidad. Somos enseñados desde niños a prepararnos para una vida material, física, social y profesional. Somos enviados a la escuela para estudiar y prepararnos para la vida profesional y laboral, papá y mamá (o algún otro miembro de la familia) nos repiten constantemente un sinnúmero de consejos prácticos para desempeñarnos en esta vida de una forma socialmente aceptable.  Pero olvidamos que, esta vida es efímera (Sal 103:15), y tal vez nos mereceríamos la reprensión que Jesús hace en el pasaje antes citado.

  • No nos preparamos nosotros y menos a nuestros hijos para poder presentarnos cara a cara con el Señor sin tener algún tipo de vergüenza por continuar siendo pecadores, el Señor dijo que quería todo de nosotros (Lucas 10:27; jólos.- todo, completo en extensión, cantidad, tiempo o grado, entero.
  • Y si en nuestro entorno no pensemos en la vida zoe de nuestra familia, menos nos ocupamos de los que nos rodean, olvidamos lo que el Señor desea con respecto a la humanidad (2ª Pedro 3:9), además de dar una orden directa a aquellos que creerían en un futuro en Él (Lucas 24:47), (Mateo 28:19).
  • Seguimos viviendo de forma egoísta (jeautú.- (propia) cuenta, (propia) opinión, suyo).
  • Y lo que queremos destacar en este pregón: No tomamos nuestra responsabilidad (Cruz).
  • Valoramos más todo lo material, que lo espiritual y eterno (psujé.- abstractamente o concretamente (el principio sensitivo de la persona, ser, vida, muerte, alma, ánimo, corazón).
  • Jamás queremos ver las cosas desde el punto de vista de Dios, aún aseguramos que nuestro punto de vista está bien (Isaías 64:10).
  • No queremos sacrificar nuestra vida ni un poco, queremos los beneficios pero no las responsabilidades.

sin-rumbo-1024x693¿Por qué no hacemos lo que Dios quiere?

Porque involucra tiempo (que no queremos ceder), esfuerzo (que no queremos hacer), ser responsables de alguien más (que al no ser de nuestra familia difícilmente lo voltearíamos a ver).

  • ¿Que Dios no se ocupó de que alguien nos predicara a nosotros?
  • ¿No sacrificó a su propio hijo para que tuviéramos la posibilidad de ser parte de su familia divina?
  • ¿no ha cumplido su parte del pacto hasta hoy guardándonos, proveyéndonos, sanándonos, aún desde esta vida?
  • ¿No somos propiedad suya? ¿No acaso pagó con su propia sangre?

Permíteme para finalizar concientizarte de algo.

Si el mundo, nuestro país, colonia, vecindario etc., están en la condición espiritual que están es más por lo que los cristianos hemos dejado de hacer que por cualquier otra causa.

ESTEMOS CONCIENTES O NO, ES NUESTRA RESPONSABILIDAD.

Si nos seguimos ocupando egoístamente sólo de nosotros y no nos condolemos de la humanidad que Dios ama, pregúntate si estás tú cumpliendo con la parte del pacto que hiciste con Dios.

Dejemos ya de ser una guarida de emociones y necesidades que saciar, un día estaremos delante del Señor y nos preguntará ¿que hicimos con la salvación y la eternidad que Él nos dio?

Somos los obreros de la última hora, ¿Estamos trabajando para ser dignos del galardón que se nos pretende otorgar? Piénsalo, medítalo iglesia.

 

Anuncios

LA GUÍA PARA TU VIDA

Sal 119:105 Tu palabra es una lámpara que guía mis pies y una luz para mi camino.

La utilidad de una vela.

Nos da calor, luz, permite movilizarnos en lugares oscuros, puede encender otras velas, etc. A continuación veremos la gran enseñanza que nos da la Biblia usando esta figura de la lámpara.

Llama--objetos--vela-encendida--luz-de-las-velas_350471En aquellas épocas cuando se escribió estos salmos y en esos lugares donde vivían era mejor viajar de noche, para evitar así el ardiente sol del desierto y los ladrones, por lo que la lámpara era una herramienta indispensable de viaje para dirigir los pasos y el rumbo del viajero en medio de un desierto árido y peligroso.

La palabra “pies” es usado como una figura para referirse al cómo vivimos actualmente (cada paso que damos en nuestras vidas) y “camino” es la figura de los planes o proyectos que tenemos en la vida.

1.- ¿En qué te basas para saber si algo es bueno o malo?

Proverbios  14:12 Delante de cada persona hay un camino que parece correcto, pero termina en muerte.

Cuáles son los criterios normales que las personas tienen en cuenta para elegir un estilo de vida: si da placer, si da menos trabajo, si da poder, si da riquezas, entre otras.

Te puedo afirmar que lo que Dios quiere para tu vida es lo mejor para ti. La única manera de saberlo será recibiendo el mensaje directamente de Dios, ya que Él se comunica con nosotros por medio de su Palabra, la Biblia.

j0309391

  1. Como usar la Biblia.
  • Aprender, recordar y practicar Salmo 119:106
  • Recurrir a la Biblia para ser consolado – Sal. 119:107 (Todos experimentamos sucesos dolorosos que es difícil olvidar. En la Biblia encuentras el consuelo necesario para que Dios te restaure. Dios usa su Palabra para actuar en nuestro ser aliviando el dolor).
  • Aprender con la Biblia a alabar a Dios – Sal. 119:108 (Podemos admirar a varias personas por sus diferentes cualidades pero nadie es tan grandioso y maravilloso como Dios. Él merece ser alabado porque es el Rey que está sobre todos).
  • Mantenerme fiel a la Biblia aún en medio de peligros – Sal. 119:109 (Posiblemente atravieses por situaciones en donde tendrás que elegir si hacer lo que dice la Biblia o los amigos, situaciones donde otros se burlen o te sientas como un insecto raro por hacer lo que dice la Biblia. Para que siga siendo la Biblia aquella lámpara para tu vida necesitas tomar la decisión de ser fiel a la Biblia que es lo mismo que mantenerse fiel a lo que Dios dice).
  • Mantenerme fiel a la Biblia en medio de tentaciones – Sal. 119:110 (Las provocaciones para hacer aquello que es contrario a lo que dice la Biblia son pecados. El pecado daña tu buena relación con Dios, con otras personas y te daña a ti mismo).
  • Leer la Biblia sabiendo que es un mensaje para mí – Sal. 119:111 (Aquí se afirma: Estaré en la Palabra de Dios siempre. Es Palabra de Dios para mí. ¿Por qué? porque le da alegría).
  • Decisión de practicar lo que está en la Palabra – Sal. 119:112 (Tú puedes decidir tener la Biblia como una lámpara que ilumina lo que ahora haces, así como el rumbo que tendrá tu vida).

La importancia de la autoevaluación

Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera (…)”.
Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.Génesis 1.31; 2.18

Dios nos da ejemplo de poder evaluar todo lo que hacemos y mejorar aquellas cosas que pueden ser mejoradas.

Y vio Dios todo lo que había hecho, necesitamos ver todo lo que hacemos para profundizar lo que está bien y mejorar lo que sea necesario. 
examen

Una auto-estima sana se traduce tanto en reconocer lo que está bien como lo que hay que mejorar, actuando en consecuencia.

Algunas personas parecen ser más infalibles que Dios porque nunca reconocen que algo podría mejorarse en su vida y en lo que hacen.

La mayoría pone resistencia frente a una evaluación, aun ante una auto-evaluación, perdiendo de esta forma la posibilidad de mejorar en todo.

La auto-evaluación no es algo positivo o negativo, simplemente es un método por el cual se revelan cosas positivas y negativas al igual que lo hace una radiografía.

La auto-evaluación requiere de humildad y aprecio por la verdad, debe ser rigurosa, imparcial, independiente y responsable.

Si verdaderamente quieres mejorar como persona, y en lo que haces, es imprescindible una buena auto-evaluación, y aceptar tanto tus puntos fuertes como los débiles y actuar en consecuencia.

No te olvides que el crecimiento y el progreso, por lo general, están precedidos de una buena auto-evaluación, no dejes de hacerla en cada área de tu vida, y de actuar en consecuencia.

Yo bendigo tu vida para que, bajo la dirección de Dios, puedas realizar una buena auto-evaluación para profundizar lo que está bien y rectificar de forma inmediata lo que debe ser corregido.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑