TOMANDO NUESTRA RESPONSABILIDAD

Marcos 8:33-38 Jesús se dio la vuelta, miró a sus discípulos y reprendió a Pedro: « ¡Aléjate de mí, Satanás! —dijo —. Ves las cosas solamente desde el punto de vista humano, no del punto de vista de Dios». Entonces llamó a la multitud para que se uniera a los discípulos, y dijo: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme. Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás; pero, si entregas tu vida por mi causa y por causa de la Buena Noticia, la salvarás. ¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma? Si alguien se avergüenza de mí y de mi mensaje en estos días de adulterio y de pecado, el Hijo del Hombre se avergonzará de esa persona cuando regrese en la gloria de su Padre con sus santos ángeles».

Vivimos esta vida sin detenernos a pensar en la eternidad. Somos enseñados desde niños a prepararnos para una vida material, física, social y profesional. Somos enviados a la escuela para estudiar y prepararnos para la vida profesional y laboral, papá y mamá (o algún otro miembro de la familia) nos repiten constantemente un sinnúmero de consejos prácticos para desempeñarnos en esta vida de una forma socialmente aceptable.  Pero olvidamos que, esta vida es efímera (Sal 103:15), y tal vez nos mereceríamos la reprensión que Jesús hace en el pasaje antes citado.

  • No nos preparamos nosotros y menos a nuestros hijos para poder presentarnos cara a cara con el Señor sin tener algún tipo de vergüenza por continuar siendo pecadores, el Señor dijo que quería todo de nosotros (Lucas 10:27; jólos.- todo, completo en extensión, cantidad, tiempo o grado, entero.
  • Y si en nuestro entorno no pensemos en la vida zoe de nuestra familia, menos nos ocupamos de los que nos rodean, olvidamos lo que el Señor desea con respecto a la humanidad (2ª Pedro 3:9), además de dar una orden directa a aquellos que creerían en un futuro en Él (Lucas 24:47), (Mateo 28:19).
  • Seguimos viviendo de forma egoísta (jeautú.- (propia) cuenta, (propia) opinión, suyo).
  • Y lo que queremos destacar en este pregón: No tomamos nuestra responsabilidad (Cruz).
  • Valoramos más todo lo material, que lo espiritual y eterno (psujé.- abstractamente o concretamente (el principio sensitivo de la persona, ser, vida, muerte, alma, ánimo, corazón).
  • Jamás queremos ver las cosas desde el punto de vista de Dios, aún aseguramos que nuestro punto de vista está bien (Isaías 64:10).
  • No queremos sacrificar nuestra vida ni un poco, queremos los beneficios pero no las responsabilidades.

sin-rumbo-1024x693¿Por qué no hacemos lo que Dios quiere?

Porque involucra tiempo (que no queremos ceder), esfuerzo (que no queremos hacer), ser responsables de alguien más (que al no ser de nuestra familia difícilmente lo voltearíamos a ver).

  • ¿Que Dios no se ocupó de que alguien nos predicara a nosotros?
  • ¿No sacrificó a su propio hijo para que tuviéramos la posibilidad de ser parte de su familia divina?
  • ¿no ha cumplido su parte del pacto hasta hoy guardándonos, proveyéndonos, sanándonos, aún desde esta vida?
  • ¿No somos propiedad suya? ¿No acaso pagó con su propia sangre?

Permíteme para finalizar concientizarte de algo.

Si el mundo, nuestro país, colonia, vecindario etc., están en la condición espiritual que están es más por lo que los cristianos hemos dejado de hacer que por cualquier otra causa.

ESTEMOS CONCIENTES O NO, ES NUESTRA RESPONSABILIDAD.

Si nos seguimos ocupando egoístamente sólo de nosotros y no nos condolemos de la humanidad que Dios ama, pregúntate si estás tú cumpliendo con la parte del pacto que hiciste con Dios.

Dejemos ya de ser una guarida de emociones y necesidades que saciar, un día estaremos delante del Señor y nos preguntará ¿que hicimos con la salvación y la eternidad que Él nos dio?

Somos los obreros de la última hora, ¿Estamos trabajando para ser dignos del galardón que se nos pretende otorgar? Piénsalo, medítalo iglesia.

 

Anuncios

Yo no soy camaleón

En la naturaleza hay un animalito muy curioso que tiene una capacidad extraordinaria para camuflarse en medio ambiente que lo rodea. El camaleón utiliza esta estrategia de defensa para esconderse de sus depredadores, o sea, de los grandotes que se lo quieren desayunar.

Los jóvenes cristianos vivimos en un mundo hostil. Nuestros amigos no cristianos no entienden nuestros gustos, nuestro lenguaje, nuestra forma de pensar y, para evitar que se burlen de nosotros, muchas veces hacemos lo que hace el camaleón: nos adaptamos al entorno social que nos rodea. ¿A quién no le ha pasado que se tiene que vestir, maquillar, hablar o ser como sus amigos solo para no ser rechazado?

El camaleón tiene que hacer esto cada vez que quiere librarse del peligro. O sea, si quiere vivir, tiene que camuflarse. Pero a nosotros, los hijos de Dios, se nos exhorta a no tratar de amoldarnos a la forma en que este mundo lo pide solo para librarnos de una situación incómoda (las bromas para hacernos quedar mal, por ejemplo). Incluso Dios nos dice que si somos objetos de burlas por ser sus hijos, debemos tomarlo como un sacrificio que hacemos por amor a Dios, y no como un calvario que tenemos que sufrir por “losers” o perdedores inadaptados.

Cuidado, no estoy diciendo que vivas como el blanco de las burlas cual mártir del sagrado corazón inmaculado. Más mas bien te animo a permanecer firme en tu fe y tus convicciones, porque te aseguro que si aprendes a hacer lo que a Dios le agrada le pese a quien le pese (¡incluso, a pesar de ti mismo!), ganarás el respeto y la admiración de los demás… ¡Y tal vez hasta tus amigos no cristianos se acerquen a ti a pedirte consejo cuando estén confundidos!

Pero, ¿dime si no es esto un verdadero sacrificio? ¿Por qué una chica cristiana no puede usar minifaldas y blusas con escote hasta la cintura si es tan fashion? ¿Por qué un chico cristiano no puede irse al rinconcito más oscuro a “conversar” con su novia si es tan romántico? ¿Por qué un joven cristiano no debe decir palabrotas si son la “única manera” de sacar el estrés?

¿Por qué tantas restricciones para los cristianos? ¿Por qué? ¿Por quéeeeee? !!!Que alguien me explique!!!

Pablo dice en Romanos 12:2: “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” ¿Has conocido a alguien que parecía ser tan popular, alguien con quien tod@s querían andar y pasado el tiempo te enteras de que vive una vida triste, como resultado de un montón de malas decisiones? (“Quedó embarazada y no sabe de quién” o “se hizo drogadicto por seguirle la corriente a los del barrio”).

Eso es lo que el mundo ofrece cuando te amoldas a él. Pero Dios dice en su palabra, “déjame transformar tu forma de pensar, porque yo quiero un futuro diferente para ti, un futuro bueno, agradable y perfecto”.

Ser diferente es difícil, qué digo difícil, ¡DIFICILÍSIMO! Pero dando pequeños pasos de obediencia, siendo honestos con Dios y con nosotros mismos, formando hábitos para nuestro bien, pronto te darás cuenta de que Dios te fortalece cuando te sientes solo, incomprendido, como que no encajas… créeme, lo viví en carne propia muchas veces y aunque otros me rechazaron (incluso mis mejores amigos), Jesús nunca me dejo sola ni se avergonzó de mí.

CamaleónAtreverse a ser transformado en la mente (¡que no es lo mismo que dejarse lavar el coco!) es una de las decisiones más radicales que tendrás que tomar en tu vida. Si lo haces te espera un buen futuro, aun cuando el presente te haga llorar de vez en cuando; pero el no hacerlo, te asegura llorar en el futuro, incluso cuando el presente te traiga algunas satisfacciones temporales. Mi razonamiento me indica que no es tan malo no “tener un lugar” en este mundo… ¡sería peor no tenerlo en el cielo!

Tú, ¿qué elijes? ¿Yo? Yo me dejaré transformar y permaneceré firme en el camino que me llevará a la vida eterna… Después de todo, ¡YO NO SOY CAMALEÓN!

LOS AGENTES DEL DESTINO

EL QUE CAMBIA UNA VIDA CAMBIA UNA GENERACIÓN.                                                                               Guillermo del Toro.

Salmo 138:8: Romanos 8:28: Efesios 3:9 

La idea común que existe por parte de las personas es que el destino ya está trazado. Esta idea ha llevado a la humanidad a creer, por tanto, que todas las elecciones que llevamos a cabo son parte de un futuro inalienable. Esto nos lleva al error de asumir que Dios, las estrellas, la vida o cualquier otro agente dirigen excéntricamente nuestra vida. Y si bien esto es un motivo para desmotivarse y resignarse a causa del caprichoso futuro que ha sido trazado para nosotros, también nos ha dado una poderosa excusa para culpar a ese “algo” de lo que hacemos.

Recuerdo un poema corto que inclusive citaba para justificar una actitud rebelde que iba a cometer, el verso dice así: “Clamé al cielo y no me oyó, y en vista de que sus puertas me cierra, de mis actos en la tierra responda el cielo y no yo”, tremendamente justificador y tremendamente errado.

Pero está idea del destino permea todas las áreas de la vida, el arte, la filosofía, la sexualidad, las metas y demás.  Además existen los que por el contrario están a favor del caos, estos viven sin freno ni culpa, creyendo que la anarquía pondrá poco a poco las cosas en su lugar, otra idea equivocada desde luego. Tomemos en cuenta de que este inmenso espacio en el que flota nuestro planeta se llama cosmos, que significa “orden” dando con ello la idea de una organización perfectamente diseñada y conformada.

Además, también tenemos que mencionar a aquellos que dependen del esfuerzo personal, para el que no hay Dios más que ellos, los que tienen un perfil social de empuje y, lograr metas y objetivos a cualquier precio es el verdadero destino que ellos trazan, nadie más.

Entonces, si bien todo tiene su lugar y acomodo milimétricamente planeado por Dios, ese es sólo el escenario para que los verdaderos actores (nosotros), tengamos el papel principal en nuestras vidas.

hqdefaultNI TODO ESTÁ PLANEADO, NI TODO ESTÁ A LA DERIVA.

Hay una película llamada “Los agentes del destino”, en la cual se plantea la tesis de que Dios ya tiene el destino de la humanidad trazado, de cada persona, de cada país y cuando alguien se sale del plan trazado, Dios envía a los ángeles, en este caso los agentes del destino para volver a introducir a los individuos en su plan. En este filme, hasta con quien te vas a casar, lo que vas a ser en la sociedad, y tu posición en el destino de la humanidad está trazado y es inadmisible que te salgas del plan, ya que, como es planteado en la citada película esto ocasionaría que la humanidad se destrozara a corto plazo. Plantean la idea de que cada vez que se le ha dado la oportunidad al ser humano de dirigir su destino lo ha echado a perder. Por ello la representación de la toma de decisiones del hombre es una ilusión (albedrío), según el guión de esta película.

Aunque disiento en muchos aspectos de la tesis planteada en la película, quisiera destacar algunos puntos a los que los que me llevó a reflexionar, haciéndolo a la luz de la palabra de Dios.

¿Qué es el albedrío?

Es la libertad de elección, facultad de tomar decisiones sin arbitrio, decisión que no es fruto del razonamiento.

1.-Dios nos ha otorgado este beneficio, confiando en que por propia voluntad elegiremos hacer lo correcto.

Hebreos 2:7 Sin embargo, lo hiciste un poco menor que los ángeles y lo coronaste de gloria y honor. 

2.- El ser humano ha demostrado en repetidas ocasiones que sus decisiones en la mayoría de los casos, por estar basadas en emociones y deseos egoístas lo ha llevado a la condición de degradación en la que se encuentra hoy.

Génesis 6:5 El SEÑOR vio la magnitud de la maldad humana en la tierra y que todo lo que la gente pensaba o imaginaba era siempre y totalmente malo.

Isaías 59:7 Sus pies corren para hacer lo malo y se apresuran a matar. Sólo piensan en pecar; siempre hay sufrimiento y destrucción en sus caminos. 8 No saben dónde encontrar paz o qué significa ser justo y bueno. Han trazado caminos torcidos y quienes los siguen no conocen un momento de paz. 9 Por eso no hay justicia entre nosotros y no sabemos nada acerca de vivir con rectitud. Buscamos luz, pero sólo encontramos oscuridad; buscamos cielos radiantes, pero caminamos en tinieblas.

3.- El ser humano ha demostrado ser un mal administrador del mundo que se le otorgó.

Génesis 6:6 Entonces el SEÑOR lamentó haber creado al ser humano y haberlo puesto sobre la tierra. Se le partió el corazón.

4.- Dios si tiene un plan que salvará cualquier barbaridad.

Salmo 138:8 El SEÑOR llevará a cabo los planes que tiene para mi vida, pues tu fiel amor, oh SEÑOR, permanece para siempre. No me abandones, porque tú me creaste.

5.- En ese plan Dios espera que nosotros adoptemos el modelo de vida que nos ha dado a través de Nuestro Señor Jesús y su Palabra.

Miqueas 7:18 ¿Dónde hay otro Dios como tú, que perdona la culpa del remanente y pasa por alto los pecados de su preciado pueblo? No seguirás enojado con tu pueblo para siempre, porque tú te deleitas en mostrar tu amor inagotable.

los-agentes-del-destino-1009x5046.- Algo en lo que si estoy totalmente de acuerdo con la cinta mencionada, es que “El hombre, si quiere la felicidad, tiene que luchar por ella”, y como la verdadera felicidad para la humanidad es volver al Señor, en eso debemos apuntar todas nuestras baterías para que este mundo, entorno, familia, etc., sean diferentes.

Josué 1:7 Sé fuerte y muy valiente. Ten cuidado de obedecer todas las instrucciones que Moisés te dio. No te desvíes de ellas ni a la derecha ni a la izquierda. Entonces te irá bien en todo lo que hagas.

En cierto sentido todos los que conocemos al Señor a través de su palabra y teniendo una relación estrecha con nuestro Señor Jesucristo, deberíamos ser como modernos agentes del cambio no del destino, no que obligan a seguir aquellos errados en su camino a seguir un plan inflexible, sino más bien como aquellos que presentan el verdadero camino a las personas para que puedan adoptar un destino más elevado, no basado en instintos animales, sino adoptando la paternidad de alguien que desde luego quiere lo mejor para nosotros, Yahwhe, el Señor.

Jeremías 29:11 Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el SEÑOR—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.

La importancia de la autoevaluación

Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera (…)”.
Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.Génesis 1.31; 2.18

Dios nos da ejemplo de poder evaluar todo lo que hacemos y mejorar aquellas cosas que pueden ser mejoradas.

Y vio Dios todo lo que había hecho, necesitamos ver todo lo que hacemos para profundizar lo que está bien y mejorar lo que sea necesario. 
examen

Una auto-estima sana se traduce tanto en reconocer lo que está bien como lo que hay que mejorar, actuando en consecuencia.

Algunas personas parecen ser más infalibles que Dios porque nunca reconocen que algo podría mejorarse en su vida y en lo que hacen.

La mayoría pone resistencia frente a una evaluación, aun ante una auto-evaluación, perdiendo de esta forma la posibilidad de mejorar en todo.

La auto-evaluación no es algo positivo o negativo, simplemente es un método por el cual se revelan cosas positivas y negativas al igual que lo hace una radiografía.

La auto-evaluación requiere de humildad y aprecio por la verdad, debe ser rigurosa, imparcial, independiente y responsable.

Si verdaderamente quieres mejorar como persona, y en lo que haces, es imprescindible una buena auto-evaluación, y aceptar tanto tus puntos fuertes como los débiles y actuar en consecuencia.

No te olvides que el crecimiento y el progreso, por lo general, están precedidos de una buena auto-evaluación, no dejes de hacerla en cada área de tu vida, y de actuar en consecuencia.

Yo bendigo tu vida para que, bajo la dirección de Dios, puedas realizar una buena auto-evaluación para profundizar lo que está bien y rectificar de forma inmediata lo que debe ser corregido.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑