DESAFIANDO LA GRAVEDAD

Gravedad: Fuerza que sobre todos los cuerpos ejerce la Tierra hacia su centro. (Diccionario de la Real Academia Española).

Es interesante al buscar los significados acerca de la fuerza que ejerce la gravedad sobre todos, parece que no nos podemos evadir de ésta. En una de sus acepciones declaran los doctos que es una fuerza de atracción de los cuerpos a la Tierra, pero siempre en relación de su masa, o sea que estamos atados a esta atracción por causa de nuestro peso.

la_tierra_y_el_infinitoEntonces parecería casi de locos afirmar que algún día estaremos levantándonos con el poder del Espíritu Santo hacia las nubes a encontrarnos con Jesús si es que seguimos vivos a su regreso (1ª Tesalonicenses 4:16,17). Es notorio entonces darnos cuenta de cómo el apóstol Pablo al hacer referencia al pecado se expresa de la siguiente manera: “Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante” (Hebreos 12:1 NTV), refiere que el pecado es uno de los factores que de acuerdo a este texto nos cargan con un peso, pero no dice que sea el único.

Los factores negativos que nos metemos en la cabeza o el corazón también colaboran a estar cargados de peso y por tanto nos atan a esa ley. Cosas como las dudas, las malas compañías, la baja autoestima etc. que, aunque no figuran propiamente como pecado son a veces sin percibirlo, factores que colaboren a que estemos cargados de peso.

El evento que la Biblia llama “Arrebatamiento” (1ª Tesalonicenses 4:17), es de alguna manera el triunfo del ser humano sobre las leyes físicas terrenales, a través de irse desprendiendo de esas cosas que le traen peso y pesar a su vida.

Dios es experto en irnos llevando como los salmones en contracorriente de lo que la mayoría opina y es contrario a lo que Él ha designado para la humanidad, basta con ver lo que le pide al patriarca Abram en Génesis 12:1.

Una muestra sumamente importante de que se puede ir contracorriente pero no contra Dios es la vida de José el hijo de Jacob narrada en la Biblia a partir de Génesis 37:2. En el verso 5 de ese capítulo nos dice la Escritura que José soñó un sueño, no muchos, uno en específico al que llamaremos “Los manojos inclinados”. Al contar su sueño ¿qué respuesta recibió?

  • Se rieron de él
  • Dudaron de él
  • Lo aborrecieron a él

Simbólicamente, la ley gravitacional familiar dictaba no querer ser algo más, no destacar, no soñar, pero como a nuestro Señor el estar atado a costumbres, ideologías o encasillamientos no le va, ya que no está sujeto a ninguna ley, le manda otro sueño, mismo significado al que llamaremos “El sol, la luna y las estrellas”.

A lo que de por sí ya sentían por él, abonemos la envidia que sus hermanos sintieron y además el que su propio Padre trataba de comprender por qué este hijo era diferente.

En cierto sentido se entiende la duda de ellos, analicemos:

  • Era pastor de ovejas.
  • Era nómada (iba de un lugar a otro).
  • Era el menor.
  • No contaba con credibilidad.
  • No lo apoyaban.
  • Había  una mala influencia a su alrededor.

Había varios factores que como una ley lo aterrizaban a la tierra.

Al referirme a despojarnos de la ley de la gravedad, no solo estoy hablando del  mundo espiritual negativo del que de seguro  has escuchado mucho, me refiero también a despojarnos del peso físico, que nos acarrean esas cosas que no califican como pecado pero igual cargan nuestra vida.

En lo físico:

  • Los logros de José fueron terrenales.
  • La posición que ocupó fue terrestre.
  • La nación que dirigió fue de esta tierra.
  • La familia que protegió fue la suya.
  • Además todas las familias que a él recurrieron por ayuda fueron de esta tierra.

No estoy ponderando tener “todos” tus anhelos fijados en la Tierra, ya que nuestra ciudadanía  está en los cielos (Filipenses 3:20), pero no podemos estar pensando que todo lo bueno ocurrirá en ese tiempo celestial que aún no llega;

Estoy hablando de “elevarnos”, “desprendernos”, de desafiar la ley de aquello que al igual a la gravedad parece ineludible, o imposible desafiar, citando al Pastor Dante Gebel, es ir en “Una contracultura” a lo que por la aprobación de la gran mayoría de las personas de este planeta tiene una apariencia de absoluto, pero, es contrario a lo que Dios nos solicita.

Esta vida es para vivirla en plenitud, siempre y cuando no estemos en contra de lo establecido por Dios, la misma Escritura lo afirma en Eclesiastés 3:12 y 13.

Hoy más que nunca debemos desafiar lo que tiene una apariencia de natural o lógico si va en contra de Dios, pero también en contra de lo que Dios me ha proporcionado para vivir plenamente llámese dones o talentos, y con ello me refiero también a mis sueños, anhelos, metas o ilusiones. Tengamos la mentalidad de arrebatados, (elevados, levantados, ascendidos)  no sólo en lo espiritual también  en lo profesional, en lo moral. Destaquemos no por soberbia o engreimiento, tampoco tengamos la actitud extremista en el lado contrario con falta de fe en uno mismo o baja autoestima, más bien enseñemos lo que el Señor puede hacer con cualquiera que le dé oportunidad, con actitud de humildad pero al mismo tiempo con seguridad y fe, con ello me refiero a todos los ámbitos de nuestra vida.

¿Tú has soñado?

¿Con que sueñas?

¿Por qué no intentarlo?

Te doy un norte como decimos en México (Una sugerencia de que dirección tomar).

  • Ora por un cambio en ti si tienes algún problema de actitud.
  • No juegues los juegos de otros.
  • No te estaciones en el conformismo.
  • No lo pienses demasiado, deja que Dios te vaya abriendo o cerrando puertas, eso te guiará.
  • Di adiós a quien no forme parte de tu visión.
  • No permitas que te desvíen (recuerda a José).
  • Rompe los límites mentales.
  • Entiende y aprende que hay cosas que no puedes cambiar, pero que no lo sabrás hasta que no las intentes.
  • No temas perder el amor, si es amor hay que pagar un precio alto.

Para concluir, hay una canción que precisamente se llama “Defying Gravity” de la comedia musical “Wicked”, que debo confesar que no soy adepto a las comedias musicales y si bien tiene un como fondo la historia de las brujas del cuento del “Mago de Oz”, el trasfondo de la interpretación, pero sobre todo el mensaje que intenta dar la letra de la canción por sí misma se me hace demasiado interesante.

Si vas a llenar tu cabeza de información que sea de bendición. Dios te bendiga.

Defaying Gravity

¿Es posible llegar al éxito por medio del fracaso?

Cómo reaccionar ante el fracaso

Es sorprendente cuán poco sabemos de nosotros mismos. Dios tiene que hacernos pasar por todo tipo de fracasos para revelarnos el orgullo y engreimiento que han estado latentes en lo más recóndito de nuestro carácter. La única manera en que Dios puede usarnos es cuando respondemos adecuadamente a las mentiras que afectan a nuestro orgullo y que dañan nuestro corazón. El Señor hace todo esto para poder ubicarnos en la escalera
que lleva al éxito.

????????????????????????????????????????

La razón básica del fracaso
La causa de ese defecto de carácter es el orgullo.
Preocuparse
por las opiniones de otros (Juan 12:43)
Rehusarse
a recibir consejería (Proverbios 15:22)
Ignorar
el poder de la oración (Santiago 4:2)
Depender
del esfuerzo personal (Gálatas 3:3)
Esperar
alabanza y reconocimiento personal (Lucas 14:11)

Los peldaños del pensamiento equivocado
Temor al fracaso—“Si fallo, se burlarán de mí”. La gente se burló del extraño artefacto de Robert Fulton que navegaba río abajo expeliendo humo. Pero en 1807 “la locura de Fulton” se convirtió en el primer barco de vapor.

Desánimo—“Te dije que iba a fallar”. Albert Einstein fracasó en su primer intento de pasar los exámenes de admisión de la universidad.

Falta de confianza—“No creo poder hacerlo”.  Babe Ruth falló 1,330 veces, pero también anotó 714 jonrones.

Falta de convicción—“No es tan importante”. Thomas Edison tuvo más de 5,000 fracasos antes de encontrar la combinación correcta de productos para producir la lámpara incandescente (foco).

Falta de confianza en Dios—“No me siento capaz de hacerlo”. Cuando el gran pianista Paderewski decidió estudiar piano, su maestro le dijo que sus manos eran demasiado pequeñas para dominar el teclado.

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”. (2a  Timoteo 1:7)

La escalera del éxito
Recuerde sus fracasos—Evalúe las áreas donde se equivocó. (Apocalipsis 2:5)

Arrepiéntase sinceramente—Sienta el arrepentimiento que hace crecer. (2a  Corintios 7:10)

Reciba el perdón de Dios—Hay libertad al recibir el perdón. (Salmos 31:1–2)

Responda correctamente al quebrantamiento—La humildad toca el corazón de Dios. (Salmos 51:17)

Reconozca que Dios tiene un propósito —Dios usa los fracasos para hacernos crecer. (Salmos 119:71)

Reconozca que necesita a Cristo— Sin Cristo, no puede hacer nada que valga la pena. (Juan 15:5)

No se dé por vencido—La reacción correcta a los fracasos incrementa nuestra resistencia. (Filipenses 3:13–14)

Extiéndase hacia otros y consuélelos— Ayúdelos a ver el fracaso desde la perspectiva divina. (2 Corintios 1:3–4)

“Mas Dios es el juez; a éste humilla, y a aquél enaltece”. (Salmos 75:7)

Recargue su escalera en el Señor 
Humíllese delante de Dios y de los demás. (1 Pedro 5:6)

Deje su temor y desilusión en las manos del Señor. (1 Pedro 5:7)

Aleje a Satanás de su mente. (1 Pedro 5:8)

Aprenda a tener un dulce compañerismo con los cristianos que sufren. (1 Pedro 5:9)

Busque al Dios de toda gracia para ser restaurado. (1 Pedro 5: 10)

“Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”. (1 Pedro 5:6-7)

¿ACASO, NO HAGO NADA BIEN?

togethercvcCuantas veces tenemos incidentes por entender mal una instrucción que se nos da.
Sonia era una joven que recibía las frecuentes  correcciones de su madre, las cuales cada día la irritaban más. No entendía por qué no le dejaba hacer las cosas por sí misma.
Esto provocaba un habitual enojo en Sonia,  era fastidioso siempre recibir correcciones y nunca una palabra de aprobación de parte de su madre. Un día ella le pidió que hiciera un empaque, Sonia se esmeró más de lo habitual en preparar todo lo que necesitaría. Y comenzó su trabajo, con la secreta esperanza, de que al menos esta vez, su madre vea todo perfecto, para no tener que soportar una nueva lección de cómo se hacen las cosas. Pensaba “espero que hoy, por fin sea el día en el que mi mamá no me corrija“
Pero la madre se acercó para ver cómo iba la tarea y luego de observar, le explicó a Sonia que había una mejor manera de hacerlo. Pero ella, no aguantó más, entre lágrimas y con un tono tenso reclamó: ¿Porqué me encargas una tarea y luego no me dejas hacerlo sola? Su madre un poco sorprendida por la reacción, le contestó: “hija, quiero ayudarte a hacerlo bien, eso es todo”. Sonia percibía las correcciones de su madre, como una falta de confianza en sus propias capacidades para hacer bien las cosas. Pero recién ahora pudo entender que su madre solo le estaba enseñando. Desde entonces Sonia, tomaba de mejor manera cada “corrección” y cuando sentía ganas de quejarse o responder, ella se repetía a sí misma: “Mi madre solo me está enseñando a ser mejor”.
El Señor dejó este mensaje en Proverbios 3:11-12 “Hijo mío, no rechaces la disciplina del Señor ni te enojes cuando te corrige. Pues el Señor corrige a los que ama, tal como un padre corrige al hijo que es su deleite.”
¿Alguna vez te has sentido de esa manera? Ser corregidos, cuando a nuestro parecer estamos haciendo las cosas bien. Indudablemente, no es una linda experiencia, es cierto. Hasta puede llegar a ser frustrante, y nos lleva a pensar “pero acaso, nunca hago las cosas bien”. Pero cuando somos capaces de tomar la corrección con buena actitud, los resultados nos pueden llenar de satisfacción y crecimiento, pues tienen un buen propósito: Hacernos mejores,  Proverbios 3:1-2 NTV dice: “Hijo mío, nunca olvides las cosas que te he enseñado; guarda mis mandatos en tu corazón. Si así lo haces, vivirás muchos años, y tu vida te dará satisfacción.”
La corrección con amor trae bendición. Si te toca corregir a alguien hazlo con amor, como lo hace Dios, a su tiempo y con paciencia.

SIEMPRE HAY ALGO MEJOR

                                          Si hoy estás viviendo un buen momento, quiero decirte de parte de Dios que aún hay más para tu vida.

    Este mensaje tiene que ver con el crecimiento, con buscar siempre algo de Dios que va más allá de lo que ya tenemos. Dios es tan bueno y maravilloso que siempre nos da la capacidad y el potencial para ir por más. Dios nunca te va a limitar, siempre te va a empujar para que vayas por más, y puedas alcanzar los sueños de tu corazón.

    Lucas 15:22-24 Pero el padre ordenó a sus siervos: “¡Pronto! Traigan la mejor ropa para vestirlo. Pónganle también un anillo en el dedo y sandalias en los pies. Traigan el ternero más gordo y mátenlo para celebrar un banquete. Porque este hijo mío estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado.”

La palabra de Dios te va a llevar a vivir una vida de fiesta, no solo la “fiesta” que nosotros conocemos, sino que cuando la Biblia se refiere a fiesta quiere decir que vas a vivir una vida alegre, de disfrutar las cosas que Dios nos da.

Una de las cosas que la Palabra de Dios enseña es a no ser conformista, a no quedarnos cómodos y estancados, sin crecimiento económico, espiritual, emocional, familiar. En todas las áreas de tu vida siempre debes ir por algo mejor, y lo bueno de esto es que Dios no solo te desafía sino que también te va a dar los recursos para que puedas ir por más.

Si hoy estás viviendo un buen momento, quiero decirte de parte de Dios que aún hay más para tu vida. Si estás viviendo un mal momento, Dios tiene algo muchísimo mejor para ti. Si estas sufriendo alguna perdida, en lo familiar, en lo material, en lo espiritual, quiero decirte que lo que viene por delante ya no son tiempos de perdidas, sino que vienen tiempos de ir por algo mejor. DIOS TIENE ALGO MEJOR.

Dios siempre te va a pedir que elijas, no te va a poner entre la espada y la pared para que tú hagas lo que Él quiere que hagas, sino que siempre va a pedirte que elijas, como dice en Deuteronomio 28 yo pongo delante de ti el bien y el mal, la bendición y la maldición, tú debes elegir. Elegir que vas a hacer con tu vida, si vas a vivir estancado y conformado  o si vas a ir por más.

Hay dos maneras de vivir la vida cristiana. La Biblia dice que Jesús vino a la tierra para dar vida y vida en abundancia. Tienes dos opciones: vivir la vida o la vida abundante.

 

La vida se refiere a la gente que tiene una cultura religiosa, con líderes religiosos que han enseñado que lo único importante para el ser humano es la salvación.

La salvación a través de Jesucristo importante, fundamental e irreemplazable,  pero que puedas vivir una vida abundante, también es importante. Porque la gente que no tiene a Jesús, va a ver que vivís una vida abundante, que disfrutas, y va a querer tener lo mismo que tú.

 

Juan 10:10  El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia G4053.

    No te conformes con vivir una vida, busca vivir una vida abundante.

La vida y la vida en abundancia están marcadas por algo especial: la actitud que nosotros tenemos como hijos. La Biblia dice que cuando aceptamos a Jesús en nuestros corazones, pasamos a ser hijos de Dios. Pero cuando miramos en la Biblia nos podemos dar cuenta que no todos los hijos eran iguales. Había y hay aun hijos e hijos primogénitos.

La diferencia es notable, porque el primogénito era aquel hijo que nacía primero y al cual se le daba EL DOBLE DE HERENCIA. No siempre esto ocurría así, hay ejemplos donde no siempre el hijo que nacía primero obtenía la primogenitura.

    1° Crónicas 5:1-3 Descendencia de Rubén, primogénito de Israel. Rubén era el primogénito, pero en la genealogía no fue reconocido como tal por haber profanado el lecho de su padre. Su derecho de primogenitura pasó a los hijos de José hijo de Israel. Y aunque es verdad que Judá fue más poderoso que sus hermanos, y hasta llegó a ser jefe de ellos, la primogenitura pasó a José.

Dios ha establecido dos tipos de vida, primero Él te da vida y te hace vivir como hijo, pero también te da la posibilidad de que puedas vivir en un nivel superior, en el nivel de la primogenitura.

La primogenitura en el Antiguo Testamento era algo especial, ya que el primogénito recibía el doble de herencia que el hijo común. También se le daba la capacidad de ser el líder de la familia cuando el padre ya no estaba. Y también se le daba más honra que al resto de sus hermanos, había que hacer todo lo que él decía. PROSPERIDAD, LIDERAZGO, RECONOCIMIENTO.

Entonces hay dos formas de vivir, como hijo o como hijo primogénito. No importa en qué orden naciste, lo importante es que vivas como un hijo de Dios primogénito, y que puedas disfrutar de todos los beneficios de la primogenitura. Que recibas doble porción de bendición económica, doble capacidad de liderazgo y doble bendición de honra de los demás, que puedas recibir reconocimiento de los que te rodean y seas famoso y conocido por los hechos poderosos que realizas.

El enemigo quiere que tú vivas como hijo y no como primogénito. Quiere limitar tu capacidad de disfrutar, él mueve sus demonios para que vivas una vida mediocre, sin resultados y sin disfrutar de las bendiciones del cielo. Quiere que estés sentado en la iglesia, sin hacer nada. El diablo sabe que tú eres hijo de Dios y que no te puede sacar de sus manos, no te puede quitar la salvación, pero va a hacer todo lo posible para sacarte la bendición de ser un hijo primogénito. El diablo no puede tocar tu vida, pero puede tocar tu vida abundante.

HAY TRES ENEMIGOS DE LA PRIMOGENITURA:

1.- La falta de respeto a nuestros padres espirituales

Historia de Rubén.

Era uno de los hijos de Jacob, el mayor de doce hermanos. Es decir que teóricamente le tocaba la  primogenitura. Pero cometió un error muy grande. Su padre tenía dos esposas y dos concubinas, Rubén tuvo relaciones sexuales con una de las concubinas de su papá, le faltó el respeto a su padre, y perdió la primogenitura.

La Biblia dice que tenemos que honrar a nuestro padre y a nuestra madre, porque si lo hacemos seremos muy bendecidos. También nos habla acerca de honrar y respetar a nuestros padres espirituales, tienes que honrar a tu pastor, Pablo dice que tenemos que imitar la fe de nuestros pastores, promoverlos, honrarlos, porque ellos son los que Dios usa para que seas bendecido.

2.- Desprecio de lo mejor

La historia de dos hermanos mellizos, Esaú y Jacob. Esaú era el primogénito por haber nacido primero en el parto, era un hombre muy activo, le gustaba cazar y estar en riesgo, en cambio Jacob era más tranquilo, le gustaba cocinar. Un día vuelve Esaú de haber estado cazando, viene con mucha hambre y llega a la tienda donde estaba su hermano Jacob cocinando un guiso de lentejas. Le pide a su hermano un poco de comida, y le ofrece darle lo que sea por un plato de su guiso. Jacob le dice que le va a dar de su guiso, pero que él tenía que darle su primogenitura. Esaú aceptó y cambió su primogenitura por un plato de guiso.

A muchos les cuesta valorar y tomar la bendición de Dios, y rechazan todo lo bueno que viene de Él. El enemigo va a hacer todo lo posible para quitarle el valor a las bendiciones de Dios y que rechaces las mismas.

3. – El conformismo

    La historia del hijo pródigo. Un día el hijo menor le pide su herencia al padre porque quería irse a vivir la vida, el padre le da el dinero y el hijo se va de la casa y gastó toda la plata, cuando ya no le quedaba más nada termino comiendo la comida de los chanchos. Cuando estaba en medio de esa situación, pensó “¿Que hago acá? Voy a volver a casa y le voy a pedir a papá que por lo menos me dé trabajo” Volvió a la casa y el padre lo recibió feliz.

Quiero prestar más atención al hermano que se quedó en la casa con el padre, él iba a trabajar todos los días al campo. Era lo único que hacía. Entonces vuelve a la noche a la casa y nota que hay una fiesta, y empieza a averiguar y le dicen que la fiesta era porque  su hermano menor que se había perdido estaba de regreso. Entonces el hermano mayor, que se había quedado en la casa, se enoja con su padre, y le dice “¿Cómo puedes hacerme esto? Yo que trabajo todo los días y nunca te fallé, jamás me hiciste una fiesta”. El padre le contestó “Todo lo que hay aquí es tuyo, el dinero, la casa, todo es tuyo. ¿Por qué no lo tomaste?”

Cuando el padre repartió su herencia, le dio a su hijo menor lo que le pertenecía, y al hijo primogénito le dio el doble de su herencia. Es decir, que todo lo que estaba allí le pertenecía al hijo mayor, pero como estaba tan metido en su trabajo nunca lo había entendido y disfrutado.

Dios te dice que todo lo que tiene te pertenece. Lo único que hay que hacer es tomarlo y disfrutarlo.

Cuando cambies de mentalidad de hijo a mentalidad de primogénito vas a recibir lo que recibió José:

    La primera historia decía que Rubén perdió su primogenitura, y su padre se la entregó a José. José pasó momentos muy difíciles, cuando estaba prisionero en una cárcel en Egipto, él interpretó un sueño del Faraón, y eso le abrió la puerta para estar como la persona más importante en Egipto después de Faraón. Es decir, que Dios puso en José el cumplimiento de la primogenitura que había rechazado Rubén.

Tuvo la capacidad de crear riquezas.

Si hoy aceptas el desafío de Dios, él te va a dar la capacidad de crear riquezas incontables. Recibí hoy la capacidad para que con tus manos puedas hacer riquezas sin límites.

Otra cosa que recibió José fue la capacidad de administrar esas riquezas. Dios quiere darte la capacidad de tener riquezas y que seas un buen administrador. Y no termines derrochando lo que Él te entrega.

Cuando cambies de mentalidad de hijo a mentalidad de primogénito vas a recibir lo que recibió Jacob:

    Esaú tuvo cinco hijos, fue el que cedió su primogenitura. Jacob tuvo doce hijos y una hija, tuvo más del doble de hijos que Esaú. Jacob, al cual Dios después llamó Israel, fue el padre de las doce tribus de Israel.

Si decides vivir como hijo primogénito, la descendencia va a ser de bendición extrema para esta sociedad, tu descendencia va a marcar la diferencia en esta ciudad.

Cuando cambies de mentalidad de hijo a mentalidad de primogénito vas a recibir lo que recibió el hijo pródigo:

    Cuando el hijo prodigo volvió el padre lo abrazó y dijo a sus empleados “rápido, traigan el becerro más gordo, traigan ropa nueva, calzado nuevo, un anillo y hagamos fiesta”

  • La ropa nueva representa los nuevos pensamientos, Dios va a vestir tu mente con una nueva mentalidad, con la que vas a disfrutar de vivir una vida de abundancia.
  • El calzado simboliza, los nuevos caminos que se abren para vos y tu familia, vas a transitar caminos nuevos de bendición extrema.
  • El anillo simboliza la autoridad, vas a comenzar a vivir un liderazgo superior, donde vas a bendecir a muchos más de los que lideras ahora.
  • El becerro más gordo simboliza la prosperidad sin límites. Viene sobre tu vida una prosperidad que abunda y sobreabunda.
  • La fiesta anuncia que vienen tiempos de alegría, de festejo, de disfrutar todo lo que Dios tiene para tu vida.

Dios te lleva a un nivel superior, te lleva a vivir como un hijo primogénito, donde vas a poder disfrutar de la doble herencia que tiene preparada para tu vida. Delante de ti están las dos opciones, podes elegir vivir como hijo o elegir lo excelente “vivir como primogénito”

¿CÓMO HAGO PARA TENER UN BUEN AÑO?

Una persona me preguntó: “¿Cómo hago para tener un buen año? Cada mañana me levanto con buenas expectativas, creo que  voy a tener un buen año, de repente suceden problemas y termino pensando que soy un perdedor o un fracasado, que nunca podré tener un buen año.”

La situación de esta persona es igual a la de muchas personas que en vez de estar viviendo sus sueños están viviendo pesadillas en sus matrimonios, en sus negocios, en sus trabajos o en sus finanzas, para ellos la vida ha sido demasiada dura. Generalmente este tipo de personas viven en la queja, hablan mal, piensan mal, escuchan mal, todo lo ven mal y creen que sus problemas no tienen solución.

Los problemas son parte de la vida. Cada día vamos a enfrentar problemas, cada día surgen obstáculos tratando o impidiendo que hagamos nuestro cometido. Los problemas fueron creados para resolverlos, así que todos tienen solución. La clave es hacerse las preguntas correctas, romper con los paradigmas de aquello que nos ha paralizado durante mucho tiempo, de lo que no se puede.

Es tiempo de que comiences a ver los problemas como una bendición para tu vida, si buscas el lado positivo te aseguro que encontraras lecciones interesantes de la vida.

Es tiempo de que comiences a ver los problemas como una bendición para tu vida, si buscas el lado positivo te aseguro que encontraras lecciones interesantes de la vida.

arboles-350Se dice que: “Un carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. Su cortadora eléctrica se dañó y le hizo perder una hora de trabajo y después su antiguo camión se negó a arrancar. Mientras lo llevaba a casa, se sentó en silencio. Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.
Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara estaba plena de sonrisas. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. Posteriormente me acompañó hasta el coche. Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo que lo había visto hacer un rato antes.
“Oh, ese es mi árbol de problemas”, contestó
“Sé que yo no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos.

Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa.

Luego en la mañana los recojo otra vez”
”Lo divertido es”, dijo sonriendo, “que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior”

¿Qué podemos aprender de esta lección? De seguro hay muchas enseñanzas, mi favorita es que los problemas son inevitables y yo elijo que hago con ellos. ¿Y tú que puedes aprender?

Me gustaría recordarte los cinco pasos para la solución de problemas, no dudo que existan más, pero estos te ayudaran a sentirte todo un ganador y hacer de este año el mejor de tu vida:

1. Descubre claramente cuál es el problema. A veces lo que tú crees que es el problema no es el problema. Hazte preguntas: ¿Qué es lo que está mal? ¿Cuál es el problema que estamos tratando de resolver? ¿Cuál es mi responsabilidad en el problema? Sea específico, no des vueltas ni caiga en suposiciones.

2. Coloca una meta específica. ¿Qué me gustaría que ocurriese? ¿Cómo te ves con el problema resuelto?

3. Expande tu imaginación. Piensa en todas las ideas que sean posibles para solucionar el problema. Piensa en posibilidades. Has muchas preguntas. Olvida la “crisis” por un momento y diviértete pensando como sería tu vida sin ese problema, pregúntate ahora: ¿Qué me falta para solucionar el problema? ¿Qué me impide solucionarlo? ¿Qué recursos tengo?

4. Toma acción sobre tus pensamientos. Una vez encontrado lo que falta para solucionar el problema, diseña un plan de acción que te lleve a esa vida que quieres lograr. No te quedes en el papel. Haz lo que tengas que hacer: perdonar, amar, servir, honrar, disciplinar, perseverar, pagar, trabajar. No te rindas hasta ver tu problema resuelto.

5. Adquiere sabiduría. La sabiduría viene de Dios y a El debemos buscar para que nos ayude en los primeros cuatro pasos. Separados de El nada podemos hacer. Proverbios 4:5-9

Con estos 5 pasos te convertirás en un solucionador de problemas y podrás hacer de este año el mejor de tu vida.

“Una persona exitosa es aquella que puede hacer cimientos sólidos con los ladrillos que otros le han arrojado.” David Brinkley

¿Golpe de suerte o preparación?

“Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan.”   Voltaire

¿Eres de las personas que esperan que la suerte les sonría?

¿Eres de las personas que quieren una vida extraordinaria sin prepararse?

Creo que hay muchas personas así, esperando un golpe de suerte y no se preparan para lo mejor. Los atletas profesionales no salen a jugar sin prepararse, tampoco los artistas salen al auditorio sin preparase, se requiere de horas de preparación, ensayo, entrenamiento para mejorar sus habilidades y destrezas tanto en el juego como en el concierto.

En el juego o en el concierto de la vida también debes prepararte para aprovechar cada una de las oportunidades, dar y obtener lo mejor de la vida.

“Es mejor estar preparado, y no tener oportunidad, que tener oportunidad y no estar preparado.”

Si quieres hacer del nuevo año el mejor de tu vida debes comenzar a entrenarte al menos en tres áreas:

Mente ¿Cómo está tu mente? ¿Cómo son tus pensamientos? ¿Están tus pensamientos alineados con tus acciones? Recuerda las palabras del Apóstol Pablo “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” Romanos 12:2

Habilidades ¿Sabes cuáles son tus talentos? ¿Cómo desarrollarlos? ¿Cómo convertirlos en fortalezas? Alguien dijo: “El viento y las olas están siempre del lado de los mejores navegantes.”

Actitud. Lo creas o no nuestra vida está determinada por la actitud que mostramos ante las circunstancias de la vida ¿Es mi actitud la mejor? ¿Soy de los que reacciono o soy de los que hacen que las cosas sucedan? Recuerda “No es tu aptitud, si no tu actitud, lo que determina tu altitud”

Un entrenamiento que te llevará a un nuevo nivel es el curso “Alcanzando una Vida Extraordinaria” allí aprenderás a llenarte de entusiasmo, optimismo, alegría, servicio que harán que puedas ver las oportunidades que tenemos cada día.

Hoy es el mejor día para comenzar a prepararte para este nuevo año, no esperes a que la suerte toque a tu puerta.

FABULA: La Villa Donde Todo Puede ser Posible

clip_image002Había un hombre de 70 años que andaba por, el desierto perdido y tenía hambre y sed. Durante largo tiempo había caminado tras la búsqueda de la verdad y de sí mismo. A lo lejos, vio un oasis y hacia allá dirigió sus pasos.

Al aproximarse, distinguió un letrero que rezaba:

BIENVENIDOS A LA VILLA DONDE TODO PUEDE SER POSIBLE

Se acercó; con la esperanza de encontrar a alguien que le ofreciera algo de comer y beber. El viejo no daba crédito a lo que sus ojos veían; a lo largo del lugar había muchas casitas blancas, todo era luz y alegría.

Así pues, tocó en la primera puerta y de ahí salió un pequeño de 7 años de edad. Le dijo:

— Hijo mío, dile a tu madre, tengo hambre y sed pues llevo muchos días caminando por el desierto y no he tomado bocado.

— Pase usted buen hombre — contestó el pequeño.

— Sólo deseo un pedazo de pan y un poco de agua para calmar la sed.

En cosa de quince minutos el niño le trajo los manjares más apetecibles que el anciano hubiera visto en toda su vida. Sin cuestionar más, empezó a comer y el pequeño le traía más vino y viandas, las cosas más deliciosas del mundo. Cuando estuvo satisfecho llamó al chiquillo y le pidió que agradeciera a su familia todo lo que habían hecho por él.

— Tu madre debe ser una gran mujer — dijo.

— Sólo alguien que posea una gran bondad y sabiduría puede preparar estos manjares en tan poco tiempo.

— Mi madre no se encuentra en casa. Yo solo hice todo.

— Pero, ¡no puede ser! ¡Si tú tendrás a lo sumo siete años!

— Recuerde que todo puede ser posible en la VILLA DONDE TODO PUEDE SER POSIBLE — contestó el niño.

— Pero, ¿cómo es eso?

— Muy sencillo; dime, ¿cuántos años te gustaría tener?

— Ah, si eso fuera posible, me gustaría tener de nuevo 35 años.

No bien había terminado de formular su deseo cuando el anciano comenzó a recobrar su juventud. Las canas y las arrugas desaparecieron y por su cuerpo corría el vigor de un hombre joven. Soltó su bastón y exclamó:

— La Villa donde todo puede ser posible me devolvió la juventud — y salió corriendo lleno de felicidad.

Después de varias horas se paró a tomar aliento y dijo:

— No lo puedo creer. Hace un momento yo tenía 70 años y ahora tengo el entusiasmo y físico de un hombre de 35, pero cuento con la experiencia que me dio la vida. No lo puedo creer, no puede ser posible, debo estar soñando.

Inmediatamente con la duda, las canas volvieron a aparecer, su cuerpo comenzó a encorvarse y su aspecto volvió a ser el de un anciano de 70 años.

Eduardo Zavala

Jesús dice en su palabra: “—¿Cómo que si puedo? Para el que cree, todo es posible” Marcos 9:23