No te des por vencido

Seguir a Dios y permanecer en Él no es fácil porque requiere valentía, esfuerzo, perseverancia y firmeza. Sin estas cualidades y una búsqueda continua de la presencia de Dios es imposible serle fiel. El apóstol Juan nos dice que el mundo que nos rodea está controlado por el maligno. (1 Juan 5:19) y Pablo dice que satanás, es el dios de este mundo (2 Corintios 4:4).

Esto indica que el mundo entero está bajo la influencia de satanás, pero no quiere decir que él tiene la autoridad máxima. Sólo Dios es soberano y todopoderoso.

A Jesús le preguntaron la cantidad de las personas que serían salvas y Él respondió: “Esfuércense por entrar por la puerta angosta del reino de Dios, porque muchos tratarán de entrar pero fracasarán.” (Lucas 13:24)

A Josué Dios le encomendó la tarea de dirigir su Pueblo a la tierra prometida y le dijo: “Esfuérzate y sé valiente” (Josué 1:6-9)

Si bien ser un creyente en Jesús es un viaje maravilloso, no significa que será fácil o que ya no tendremos problemas y desafíos. Lo cierto es que hay un enemigo y sólo la gente valiente y decidida logrará ser fiel a Dios.

Por lo tanto, sea cual sea tu situación, no pierdas la fe ni te des por vencido, aunque en este mundo tengas muchos problemas y obstáculos que intenten hacerte abandonar tu fe, continúa siendo fiel a Dios. Mantente firme frente a las tentaciones de este mundo y no permitas que influyan en tu forma de pensar. 

Cristo volverá pronto, permanece en la fe y sigue creciendo en la obra del Señor. Que nada te impida ser fiel al llamado y ministerio que Dios te dio. Recuerda que Él tiene grandes propósitos y planes con tu vida, pero sobre todo no olvides que el que persevere hasta el fin, será salvo. (Mateo 24:13)

Pero en cuanto a ustedes, sean fuertes y valientes porque su trabajo será recompensado2 Crónicas 15:7 (NTV)

Dios conoce tu esfuerzo de buscarlo y servirle, tiene en cuenta todo lo que haces por Él y en su tiempo premiará tu fidelidad.  Así que no pierdas la confianza, porque esta será grandemente recompensada. Sigue adelante y trabajando fielmente para el Señor, porque una vez que cumplas su voluntad, recibirás lo que Él te ha prometido.

 “Pues, dentro de muy poco tiempo, Aquel que viene vendrá sin demorarse. Mis justos vivirán por la fe. Pero no me complaceré con nadie que se alejeHebreos 10:37-38. (NTV)

¡Sigue adelante y no desmayes!

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: