LA AMARGURA 3 Estudio completo

EL PERDÓN, ÚNICA SOLUCIÓN Efesios 4:31-32 NVI

“Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia. Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo”.

Hebreos 12:15 NVI

Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos.

Gálatas 5:4

Aquellos de entre ustedes que tratan de ser justificados por la ley, han roto con Cristo; han caído de la gracia.

Caer de la gracia es bajar al nivel de: la ley, juicio, juzgar con dureza a los demás, rencor, venganza, ojo por ojo. En éste nivel perdemos autoridad espiritual en Cristo Jesús y estamos expuestos de manera abierta y directa a las opresiones del adversario espiritual o diablo.

LA GRACIA DE DIOS.

En el nivel de la gracia tengo acceso a todas las riquezas y bendiciones espirituales en las regiones celestiales porque estamos sentados juntamente con Cristo (Efesios 1:3,18 y 2:4-9).

El nivel de la gracia es donde el cristiano tiene misericordia con su prójimo así como Dios la tuvo con él. El perdón es su estilo de vida, sabe perdonar, pedir perdón y perdonarse así mismo o auto-perdón, es decir, no acepta ninguna culpabilidad y condenación, porque sabe y conoce las Escrituras (Romanos 8:1).

Al caer de la gracia por la amargura, el rencor y la venganza, pierde las bendiciones, las riquezas de Dios y la gloria de Dios se cierran (1 Reyes 8:35). Esta es la razón por la cual las personas amargadas tienen vidas secas, vacías, sin motivación, deprimidas, y sobre todo, sin la presencia de Dios. Las lluvias espirituales de bendición dejan de caer por el pecado del resentimiento y el rencor. Pagan muy caro los intereses del rencor y amargura.

¿CÓMO PUEDO ABANDONAR LA GRACIA DE DIOS?

Dejando que brote una raíz de amargura, a través del rencor y el odio.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TRAE LA AMARGURA?

  • Dificultades.
  • Corrupción en la persona herida y contagia a muchos.
  • Inutiliza su salvación (vida eterna).

LA DIFERENCIA

Proverbios 17:9, 13 NVI El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos.

Al que devuelve mal por bien, nunca el mal se apartará de su familia.

Por tanto:

  • Perdón >cultiva el amor.
  • El rencor >trae división.
  • La venganza >trae maldición en la familia.

EL RENCOR.- Altera la armonía del cuerpo. Afecta los órganos o sistemas más débiles. Puede producir enfermedades degenerativas, cancerosas, etc. Trae enemistad, divorcio, separación, violencia. Produce una vida irritable, triste, aislada, desconfiada, depresiva, voluble, hipócrita.

PERDÓN.- Libertad, remisión (perdón de un delito), salir, abandonar, dejar, entregar. El perdón es una decisión firme y no un sentimiento. Es un acto y una actitud de fe. Para perdonar necesitamos Fe un espíritu de fe.

EL ESPÍRITU DE FE: Creer y hablar.

2 Corintios 4:13 Escrito está: Creí, y por eso hablé. Con ese mismo espíritu de fe también nosotros creemos, y por eso hablamos.

El espíritu de fe cree y habla, y nosotros los cristianos debemos vivir de esta manera para disfrutar de las riquezas de Dios.

Necesitamos tomar la decisión de creer para:

  • Cultivar el amor.
  • Tener libertad.
  • Abandonar la herida.
  • Salir del rencor.
  • Dejar la amargura.
  • Dejar la venganza.
  • Romper ataduras.
  • Renunciar a las maldiciones que trajo el rencor y la venganza.

Reflexionemos sobre lo que es creer, y al asimilarlo, debemos de hablar de lo que hemos creído, para que al hacerlo Dios actúe en nuestra vida con todo su poder:

¿EN QUÉ DEBEMOS DE CREER?

  • En Jesús.
  • En su perdón.
  • En su sacrificio.
  • En su salvación.
  • En la liberación (por Jesús).
  • En la sanidad (por Jesús).
  • En la protección (por Jesús).

¿DE QUÉ DEBEMOS HABLAR?

  • Perdonar
  • Confieso mi decisión.

Confieso que perdono de corazón a __________________________________________ porque me _________________________________________________________________________________.

  • Abandono esta herida.
  • Abandono la amargura que me hizo esta herida (No lo recuerdes más).
  • Abandono y renuncio a la venganza.

Pedir perdón a Dios:

  • Rogar por sanidad.
  • Rogar por liberación.
  • Rogar por el gozo.
  • Rogar por Su Espíritu Santo.
  • Todo en el nombre de Cristo Jesús (Juan 14:13-14).

 Pedir perdón a la persona del conflicto.

  • Por pensar mal.
  • Por la mala conducta.
  • Por las palabras hirientes.
  • Por la venganza.
  • Por otras cosas.

RESPUESTA

Después de la confesión de corazón, Dios desata su poder y su bendición.

  • Su unción rompe: ataduras, maldiciones, enfermedad.
  • Su Espíritu Santo trae gozo y paz.
  • Las puertas de los cielos se abren.
  • Dios respalda nuestra confesión o declaración de fe.