1ª Corintios 12:7 El Espíritu se muestra de manera diferente en cada uno para beneficio de todos.

CON UNA MIRADA A LAS HERRAMIENTAS DE UN ESPECIALISTA SE PUEDE DEDUCIR SU OFICIO

Dios está construyendo un Reino, una casa espiritual, y por ello tiene obreros calificados. Por esto todos tenemos una función única que nadie puede desempeñar como nosotros en esa casa espiritual. Descubriendo nuestras herramientas revelaremos nuestro destino.

CUANDO DIOS NOS ENCOMIENDA UNA TAREA TAMBIÉN NOS DA LA CAPACIDAD PARA REALIZARLA

Si estudiamos nuestras capacidades nuestra tarea será revelada; como en el jardín de niños:

  • A unos les gusta iluminar
  • A otros los cuentos
  • A otros hacer amigos
  • A otros ser el jefe

Estos son indicios de fuerzas escondidas. Dios nos encomienda tareas conforme a nuestra capacidad (Mateo 25:15).

TODOS SOMOS EXITOSOS EN ALGO

1ª Corintios 12:7 nos dice: “A cada uno”, no dice en algunos o en pocos de nosotros, dice que es “a cada uno”. Ya basta de decir yo no sé hacer nada. No te preocupes por las capacidades que no tienen, somos útiles para algo, “no para todo”.

PARA LOGRARLO

1.- Haz de Dios lo primero en tu vida (Romanos 11:36).

  • La mayoría se niega, se resiste
  • Son pocos los que cooperan
  • Aceptamos los dones pero olvidamos al dador y nos proveemos a nosotros mismos
  • Hacemos las cosas para que nos miren

En aquello que somos únicos debemos proclamar a Dios.

2.- Hay que hacerlo cada día

  • El calendario de Dios tiene 7 Domingos a la semana
  • Aún en el trabajo (convierte en santuario cada lugar), cafés, transporte, etc.
  • Hay que trabajar en la obra, el reposo aún no llega.

 

Utilice su singularidad (lo que usted hace), para hacer de Dios lo primero (por lo que hace), todos los días de su vida (cuando o hace).