¡Háblale a tu futuro!

“Cuando el diablo te quiera recordar de tu pasado recuérdale su futuro.”

Uno de los momentos en los que los cristianos nos sentimos más atemorizados es cuando recordamos el pasado. Claramente, ninguno de nosotros está capacitado para poder recorrerlo, sin encontrar fallas, o para poder transitar por esta vida, sin haberse equivocado, haber fallado o confundir el camino alguna vez.

Y PEOR AÚN, ¡SIN PODER HACER NADA PARA CAMBIARLO!

Justamente, por eso es que cuando vienen los momentos difíciles en la vida, con lo primero que nos atacan es con nuestro pasado. “Acuérdate de eso que hiciste en el pasado”.  ¿Cómo es que ahora puedes venir a hablar de aquello?” ¿El que nos viene a hablar de Dios, o de que podemos ser mejores, es la misma persona que hizo cosas dudosas tiempo atrás?”

Las miradas, y las acusaciones por lo que pasó nos hacen sentir cada vez más pequeños, esto nos inmoviliza ante el peso de la culpa por aquello que pasó, pero el cristianismo no tiene que ver con el pasado, sino con el futuro y Cristo tiene tu futuro en sus manos. No olvidemos que Él vino a poder romper con esa “condena” que te pertenecía  y a darte una identidad nueva en Él.

Somos humanos, y estamos todos los días siendo transformados por el acto que hizo Jesús por nosotros. Estamos conscientes que no somos perfectos, ni estamos cerca de serlo, pero que si anhelamos con todo nuestro corazón agradar a Dios y ser cada día mejores. No dejes que te digan quien eres. Tienes una identidad en Él.

VE HACIA TU FUTURO CONFIADO QUE ÉL ESTARÁ ALLÍ.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: