Preguntas Explosivas: ¿Nos estamos comunicando?

1.- Dios es un Dios que por esencia se comunica

Dios no es un solitario que habita en la inmensidad del espacio, él lo llena todo y se ha manifestado en la historia. Esa es la gran noticia, un Dios que se revela en la Historia.

La palabra “Apocalypto” que aparece en la Biblia adjudicada mayoritariamente al acto en donde Dios se revela, se traduce al español como revelación, justamente conlleva este sentido de quitar el velo, “Limpiar el vidrio” para ver mejor, para escuchar mejor!!!!

Variadas veces en el Antiguo testamento se vuelve al hecho de que Dios se ha manifestado en la Historia a través de hechos poderosos para liberar a su pueblo, es más, en cada momento en que hay un alejamiento del pueblo a Dios, se reiteran esos hechos, como momentos significativos.

Dios también habla y lo curioso es que casi un 80% de las veces en que Dios habla, no es un discurso de sí mismo, sino para mejorar o establecer bases de justicia entre las relaciones humanas.

Una vez un teólogo dijo: “Si quieres hablar con Dios, él sólo habla sobre temas que le interesen y las relaciones humanas son su prioridad”.

¿Y acaso la salvación no es un tema relacional? Pues somos salvos por una relación que establecemos con Dios y se manifiesta en nuevas relaciones que establecemos con nuestro prójimo.

Pues bien, qué tiene que ver la Comunicación con las relaciones, mucho, pues la comunicación es un acto relacional y empático.

2.-El primer acto de un proceso comunicacional es conocer a las personas a quienes me dirijo

Pregunta: ¿Qué piensas sobre los acercamientos comunicacionales que hemos tenido con la cultura que nos rodea?

¿Nuestras congregaciones se hacen entender en la cultura?

¿Somos fuentes de consulta para el mundo sobre temas de contingencia…por ejemplo, citan a pastores o líderes evangélicos a canales de televisión o radiales seculares para tratar temas de interés?

¿Por qué no nos estamos comunicando con eficacia?

 

3.- La comunicación sólo es efectiva cuando hay entendimiento, no solo cuando transmitimos.

Mucho de lo que ha hecho la Iglesia es transmitir un mensaje y no hacerse entender.

Tarea: Si puedes, intenta un día ir a una carrera de caballos, trata de acercarte a las personas que apuestan, escucha bien sus términos. Si no puedes ir, recuerda un evento donde te viste rodeado de una atmósfera muy extraña a ti, donde hubo gente que usó vocabulario muy diferente al tuyo. ¿Cómo te sentiste? ¿Pensaste que eras un bicho raro y lo mejor era abandonar el lugar?

Pues bien. Yo conozco un lugar donde:

  • Tus hijos pequeños si meten ruido no son bienvenidos
  • Las personas parecen simpáticas, pero no están muy interesadas por compartir más allá contigo.
  • Escuchas por más de media hora alguien hablar desde delante, sin posibilidad de preguntar lo que dice.
  • Cantan canciones con palabras que no conoces o no te son familiares.
  • Donde leen un libro en un español del siglo pasado.
  • Donde a veces el que habla por más de media hora, les grita a las personas.

¿Te parece extraño este lugar?

Tarea: Si tienes cerca una radio, sintoniza un programa evangélico (Puede ser por televisión) y antes de hacerlo ponte en los zapatos de un no cristiano, después comenta la experiencia.

Un profesor de comunicaciones dijo que los medios de comunicación tienen su propio lenguaje y es la Entretención. Es posible informar, educar y entretener, merece esfuerzo, pero es posible.

¿Crees que los intentos evangélicos en los medios son en el lenguaje de los medios?

¿Qué se necesita para hacernos entender y entretener?

4.- Los jóvenes y la comunicación

Los jóvenes construyen su mundo y lo llenan de significado, tienen diferentes fuentes, como el arte, la música, el deporte, el barrio, etc.

Preguntas: ¿Los grupos juveniles de las iglesias son atrayentes a los chicos no cristianos?

¿Qué obstáculos hay entre los jóvenes no cristianos y los chicos cristianos para que haya comunicación?

¿Qué lenguajes ocupamos dentro de nuestro ambiente cristiano juvenil?

5.- Hechos 2:1-13. El Espíritu Santo y la comunicación

No quiero entrar en pugnas teológicas con respecto al texto, pues bien es sabido que este texto ha sido por varios años causa de diferencias entre denominaciones. (Y qué bueno que hayan diferencias).

El texto muestra que además del fenómeno de las lenguas, una de las manifestaciones con que se reconoce a la Iglesia, es la predicación de un mensaje. Pedro toma la palabra y predica, interpreta el milagro para los que no entienden.

Lo curioso del milagro de las lenguas, no en sí mismo el que hayan hablado estas personas en lenguajes que le eran extraños, sino que son entendibles para las personas que estaban en Jerusalén y venían de otras culturas.

Pero no estuvieron exentos de burlas, pues un grupo (Que justamente eran judíos, es decir, de casa) no entendieron lo que pasaba y pensaban que los comunicadores estaban borrachos.

Conclusiones:

  • La Llenura del Espíritu nos impele a comunicar las grandes obras de un Dios que se ha manifestado en la Historia, que se hace presente en el mundo.
  • Uno de los milagros desapercibidos de este relato, es que la Iglesia desde un comienzo se siente llamada a predicar en el lenguaje de las distintas culturas que se va encontrando en el camino.
  • La iglesia debe estar dispuesta a interpretar los actos de Dios en el lenguaje en que las personas puedan entender, y además debe estar dispuesta a interpretar los sucesos que ocurren y que nos ponen en jaque, en contradicción.
  • Siempre habrá un grupo de “Los de casa” que no entiendan este llamado de la Iglesia hacia las diferentes culturas y se escandalicen por los nuevos lenguajes comunicacionales que adopta el creyente obediente a la misión de ser testigos en un mundo que cambia.

Y Como dijo C. S. Lewis:

“En el Reino de Dios, posiblemente me encontraré con muchas personas que fueron salvas con métodos que no fueron los más apropiados según mi punto de vista”.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: