Cincuenta maneras de amar a su pareja.

1. Primero ámese cada uno a sí mismo.
2. Empiecen el día abrazándose.
3. Desayunen en la cama.
4. Díganse te amo cada vez que se separen.
5. Elógiense en forma espontánea y sincera.
6. Reconozcan y festejen sus diferencias.
7. Vivan cada día como si fuera el último.
8. Escríbanse cartas de amor inesperadas.
9. Planten una semilla juntos y cuídenla hasta su madurez.
10. Salgan juntos una vez por semana.

pareja-amor11. Envíe flores sin razón alguna.
12. Acepte y âme a los imagos y la familia del otro.
13. Escríbanse notas que digan te amo y colóquenlas por toda la casa.
14. Deténganse e inhalen el aroma de las rosas.
15. Bésense sorpresivamente.
16. Disfruten hermosas puestas de sol juntos.
17. Sean sinceros al disculparse.
18. Sean indulgentes.
19. Recuerden el día en que se enamoraron, y reconstrúyanlo.
20. Tómense de las manos.
21. Díganse te amo con los ojos.
22. Permita que ella llore en sus brazos.
23. Exprésele que lo comprende.
24. Brinden por su amor y compromiso.
25. Hagan algo que los anime.
26. Permítale que ello lo dirija cuando esté perdido.
27. Ríanse de sus chistes.
28. Aprecien su belleza interior.
29. Hagan las tareas de la otra persona por un día.
30. Alienten sueños maravillosos.
31. Exprésense muestras de afecto en público.
32. Dense masajes amorosos sin restricciones.
33. Escriban un  diario de su amor y registren momentos especiales.
34. Tranquilice los temores del otro.
35. Caminen descalzos juntos por la playa.
36. pídale a ella que se case de nuevo con usted.
37. Responda con un sí.
38. Respétense el uno al otro.
39. Sea el mayor admirador de us pareja.
40. Dé el amor que su pareja desea recibir.
41. Dé el amor que usted desea recibir.
42. Muestre interés en el trabajo del otro.
43. Trabajen juntos en un proyecto.
44. Constrúyanse una fortaleza con mantas.
45. Colúmpiense tan alto como puedan en un columpio a la luz de la luna.
46. Hagan un día de campo dentro de casa en un día lluvioso.
47. Nunca se acuesten enojados.
48. Ponga a su pareja primero en sus oraciones.
49. Dense un beso de buenas noches.
50. Duerman  muy juntos.

Mark y Chrissy Donnelly

1 Corintios 13: 4-8
“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.  Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.  El amor nunca deja de ser.

Anuncios

¿Cómo se creó Dios o quién lo creó?

cielo-31Dios es eterno. Esto quiere decir que existió siempre y que nunca dejará de existir. Dios no es un ser creado, sino que es el Creador de todo lo que existe. Nadie lo creó; Él existió desde antes del comienzo de los tiempos. La Biblia, en Salmos 90.2, nos dice:

“Desde antes que nacieran los montes y que crearas la tierra y el mundo, desde los tiempos antiguos y hasta los tiempos postreros, tú eres Dios”.

Para Dios no existe ni el tiempo ni el espacio como para nosotros, sino que Él está presente en todo tiempo y en todo lugar. Es un concepto difícil de entender para nuestro pensamiento humano, pero la realidad es que Dios no tiene principio ni fin. Hay cosas que no alcanzamos a comprender porque nuestra mente es limitada y Dios no tiene límites. Pero el mismo Señor nos explica en Apocalipsis 1.8: “Yo soy el Alfa y la Omega – dice el Señor – , el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.” ¿Sabes qué significa que Dios es el Alfa y la Omega? El Nuevo Testamento fue escrito en el idioma griego. Alfa es la primera letra, y Omega es la última letra del alfabeto griego. Esa frase, entonces, indica que el Señor es la totalidad absoluta, que lo abarca todo y que no existe nada ni nadie que pueda estar fuera de su control. Por eso mismo es que en alguna de mis conferencias digo que Dios no existe sino que Dios es… ¡Sí! Aunque suene confuso, es así. La existencia está delimitada por el tiempo y el espacio, pero como ya dijimos Dios es eterno y además la Biblia dice que es omnipresente (que puede estar en todos lados al mismo tiempo), por lo cual Dios simplemente “es”. Por eso dijo que su nombre era “Yo Soy el que Soy” (éxodo 3.14) o lo que es lo mismo “El Eterno”, es decir el que “Era”, el que “Es” y el que “Será”.