Tentación… El Placer de Pecar

¿Sabías que la tentación no tiene favoritismos? De hecho, la tentación es bien común para todos… niños, adolescentes, y adultos.

La tentación ignora estatus social, económico y espiritual. De manera que no te sorprendas cuando seas tentado.

Es importante señalar que la tentación no es pecado. Mientras te corra sangre por las venas ten por seguro que vas a ser tentado así que no te sientas culpable por eso.

El problema con la tentación es que atrapa tu mente, imaginación, sentimientos, y voluntad. Una vez que los atrapa; determinas que entablarás en ella. Es como si tu cuerpo te dijera “hazlo”… Y por lo regular al principio las consecuencias de la tentación no se manifiestan inmediatamente; y llegas a creer que te has salido con la tuya. Comienzas ha engañarte con frases como: “Ves, no me pasó nada”.

Empiezas a creer que eres un poquito más inteligente que los demás, porque aparentemente no te pasó nada, llega

lobo-cazando

s a pensar que puedes empujar los límites un poquito más. Pero al final terminarás destruyéndote; ¿Sabes por qué? Porque el pecado siempre mata…

En Alaska las personas tienen forma muy peculiar de cazar lobos. Lo que hacen es tomar un cuchillo de cacería sumergir la navaja en sangre y después la dejan congelarse. Repiten este proceso varias veces hasta que crean una paleta/helado de sangre, pero dentro de la paleta está la navaja del cuchillo. Entierran el mango del cuchillo en el hielo. Y como nariz del lobo es 10,000 veces más poderosa que la del ser humano; desde kilómetros de lejos el lobo puede olfatear sangre congelada. El lobo llega al cuchillo cubierto con sangre y comienza a lamerlo.

Comienza lamerlo tan rápido y la sangre congelada sabe tan rica, sabrosa y es tan agradable que desea más y más, y la primera vez que la navaja corta su lengua, apenas si se da cuenta, pero sabes qué… el lobo  continúa lamiendo y lamiendo hasta que comienza a tomarse su propia sangre y muere desangrado.

El pecado es así… comienza tan dulce, divertido y placentero pero terminas bien muerto. A veces la muerte es física, emocional o espiritual.

Como puedes ver, “El pecado siempre te llevará más lejos de donde quisiera ir, te costará más de lo que estés dispuesto a pagar y te detendrá más tiempo de lo que deseas estar”.

Anuncios

ENFOCARSE, UNA BUENA COSTUMBRE

“El que al viento observa, no sembrará; y el que mira a las nubes, no segará”. Eclesiastés 11:4

 

Quitar distracciones inútiles y cosas superfluas en tu agenda, te permitirá enfocarte en los sueños y destino que Dios tiene para ti.concentracion

 

Estar enfocado es un principio que nos dará muchos resultados positivos en la vida.

Aunque todos tenemos responsabilidades y actividades inevitables, aun así es posible enfocarse en lo más importante que debamos hacer.

Para graficarlo, pon atención a esta breve reflexión:

 

El solitario árbol de chabacano.

“Resulta que un árbol de chabacanos se encontraba en medio de un bosque de árboles de manzanas. Su gran frustración era sentirse diferente, él quería ser como todos los árboles de manzana que lo rodeaban en el gran bosque. Éste lugar era frecuentado por lugareños en busca de manzanas, y cada vez que el árbol de damascos escuchaba que la gente rondaba cerca para llevarse manzanas, se sentía muy avergonzado de que lo descubrieran.

Incluso en muchas temporadas de frutos su enorme tristeza le había impedido dar chabacanos. Pero hubo un día en que un grupo de cosechadores decidió penetrar más adentro en el bosque, en busca de mejores manzanas, y se toparon con el árbol de chabacanos. Él árbol sintiéndose tan desubicado solo esperaba ser discriminado y aun talado, pero que grande que fue su sorpresa cuando la gente que lo vio, gritó de alegría y entusiasmo  al descubrirlo. Ellos estaban hartos de comer manzanas, y terminaron comiendo todos los chabacanos del árbol, ahí se dio cuenta que debía dejar fluir lo mejor que podía hacer, dar los mejores chabacanos. Al tiempo lo trasplantaron a la mejor tierra de la zona, lo cuidaron como a ningún otro árbol, y usaron sus semillas para crear un grandísimo y hermoso nuevo bosque de chabacanos, siendo éste el padre de todos y el más admirado.

 

Así pasa cuando nos queremos copiar a otros, o hacer todo lo mismo que hace el montón de gente, pero en realidad nuestro destino es diferente. Cuando descubrimos aquellas cosas únicas que solo nosotros podríamos hacer, cuando damos rienda suelta a los dones y talentos que están en nuestro interior y que nos apasiona realizar, es cuándo podremos hacer la diferencia, siendo originales y destacados”.

 

Lo mismo que lo pasó al chabacano, le pasa a mucha gente que no se enfoca en aquellas cosas que les gustaría realizar, siempre están buscando acá y allá que cursos hacer, que estudiar, inician un proyecto hoy y otro mañana. Saben un poquito de esto y un poquito de lo otro, sin embargo no se destacan ni se especializan en nada. Este es un principio aplicable en cualquier ámbito y disciplina. Tu verdadero talento, tu original destino de Dios, tu misión verdadera, te está esperando.

“Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará”. Salmos 145:19

 Si lo que te apasiona hacer no te está dando resultados aún, no importa, debes seguir ese camino, porque es el correcto, pronto dará resultado. Todo lo demás que hagas debes tomarlo como algo temporal, una preparación para lo que realmente quieres lograr. Hazte esta pregunta: ¿A que quiero llegar en la vida?, ¿Hacia dónde estoy yendo

con lo que hago cada día? Debes conectarte con el deseo más profundo de tu corazón, debes quitarte todas las “costumbres heredadas” o las imposiciones de la tradición, que te encuadran y te meten dentro de un molde que no te deja expandirte, ni ver un horizonte más amplio.

Es probable que no lo tengas claro, que por años hayas pensado como piensa la mayoría, y no puedes romper tus cercos emocionales, mentales y espirituales. En lo que hagas debes ver un amplio horizonte y enfocarte en ello.

Por ejemplo, si alguien en su corazón desea ser un gran pintor de cuadros, o un dibujante destacado, pero se conforma con encontrar algún trabajo donde pueda ganar algo de dinero y vivir de ello, y al poco tiempo encuentra otro trabajo y se mete en una actividad tras otra, desviándose por un montón de tangentes vinculadas o no, solo porque necesita dinero, o porque espera lo “seguro”, o porque piensa que no puede más que hacer eso, entonces acabará abortando su verdadero sueño. Pero si sabe a lo que quiere llegar, sabrá que todo lo que haga mientras tanto, es temporal, si se mantiene enfocado, podrá cumplir con algún trabajo, pero buscará tiempo para llegar a la verdadera meta, que es ser un pintor destacado, que deje una colección de cuadros sin precedentes, con un estilo único e innovador, y trascienda las barreras de los tiempos, de las naciones y glorifique a Dios con la excelencia de sus pinturas. Esto último sería tener una visión grande, y para llegar, es imprescindible enfocarse, e ir haciéndose del tiempo para dar pasos más grandes.

“La esperanza que se demora es tormento del corazón; Pero árbol de vida es el deseo cumplido”. Proverbios 13:12

 Muchos que son emprendedores o comerciantes pueden ver el potencial en muchos negocios, de hecho están siempre viendo “el negocio” de todas las cosas. Pero incluso si alguien le gustaría ser empresario o desarrollarse dentro de una empresa, necesita ser puntual y enfocarse en aquello que le apasiona, en aquello que puede manejar con habilidad, no se trata de meterse en cuanta cosa se nos cruce poel camino.

 

Si nuestro corazón y pasión no están metidos en el plan, si no tenemos un sentido noble de lo que hacemos, y simplemente estamos dispuestas a hacer cualquier cosa como para tener éxito, o solo por ganar algo de dinero, dalo por hecho que eso no durará mucho tiempo, se caerá solo. Las cosas cuando se hacen con verdadera fe y sinceridad de corazón, con pasión, con el ímpetu de nuestro espíritu, se notan, y las que se hacen superficialmente, también se notan.

“Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad”. Filipenses 2:13

 En estos tiempos he tenido que replantearme muchas cosas que me encontraba haciendo, renunciando a muchos “pequeños planes” que no me hacían más que desenfocarme de lo grande. Cuando lo hice, sentí una gran liberación interior, me sentí enormemente feliz, de hecho, me di cuenta que estaba enviciado en un circulo rutinario, que no me dejaba enfocarme en aquello que en verdad me gustaría tener concluido cuando me toque partir a la presencia del Señor. Dios estará contento si nos decidimos a hacer lo que hay en lo profundo de nuestro corazón con su ayuda sobrenatural. ¡Las cosas sucederán cuando te decidas, cuando te enfoques y avances! Dios hará lo que tú no puedes.

 Consejos prácticos para enfocarnos:

  • Tomarnos un tiempo para aclarar a donde está yendo nuestra vida y hacer un plan a largo plazo.
  •  No descuidar lo importante, que es tu vida espiritual y no albergar emociones negativas en el corazón.
  • Ocúpate de amar, cuidar a tu familia y respetar a tus semejantes. No dejar de depender de Dios en fe y oración.

“Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, En cuyo corazón están tus caminos”. Salmos 84:5

Pensar en el fin. Recordar periódicamente como nos gustaría concluir nuestra vida en este mundo, imagínate ya anciano y mirando hacia atrás en lo que pasó en tu vida.

¿Cómo te gustaría que fuera ese momento?

 Recortar distracciones superfluas. Un poco de noticieros y entretenimiento está bien, pero no te excedas, porque en el mundo informatizado de hoy, hay una sobrecarga de información y publicidad que te desvía.

Hoy en día las redes sociales son una gran distracción y nos desenfocan bastante, es bueno cerrar todo y enfocarte en lo que te bendice, en el trabajo importante. Al final te dará más satisfacción que no saber ni que andas haciendo por Internet.

Algo que a mí me resulta mucho es elegir un día a la semana cuando menos y desconectarme de todo medio electrónico, inclusive el teléfono. Esto me ayuda a poner más atención en el silencio.

 Cuando sepas que quieres, buscarás solo lo necesario.

Actividades vacías. Resígnate y renuncia a todo aquello que sabes que no te suma ni aporta nada a tu meta. Aunque me gusta mirar buenas películas, pienso que hay que ser muy selectivo con la televisión, porque en general los programas actuales están cada día más degradantes. No llenes tus ojos de porquería, ni tus oídos de basura, porque todo quedará dando vueltas en tu mente.

El rey David cuando debía haberse enfocado en la batalla, decidió quedarse, y salió a pasear por el terrado de la casa, y ahí fue cuando codició a Betsabé, acto que desato una enorme cantidad de problemas (2 Samuel 11:1)

Huye de las personas que te consumen demasiado tiempo en cosas inútiles, o que simplemente quieren algo tuyo sin respetar tus tiempos ni responsabilidades.

Delega responsabilidades. Es bueno delegar aquello que otro puede hacer por nosotros, si podemos acceder a esos servicios. De esta forma crecerás y avanzarás solo en tu meta principal para no agotarte demasiado.

No te estreses. No nos vallamos a los extremos de estar todo el día obsesionados con nuestras actividades. Es imprescindible descansar bien, y tener algún hobby o cosa que te desconecte un poco de la carga de las responsabilidades, que pueden traernos problemas de salud, ansiedad y malestar general.

DIOS TE CREO PARA TRASCENDER, PARA DEJAR UNA HUELLA, MIENTRAS DISFRUTAS LA VIDA Y TODO LO BELLO QUE TE OFRECE. ASÍ QUE, ¡¡CRÉELO!! CON DIOS NADA ES IMPOSIBLE.

 

Cortando relaciones perjudiciales.

Las personas con las que estemos vinculados y ligados negativamente afectan nuestra esfera espiritual y pueden retrasar las bendiciones de Dios.

“Los sinvergüenzas crean problemas; sus palabras son un fuego destructor.  El alborotador siembra conflictos; el chisme separa a los mejores amigos. Los violentos engañan a sus compañeros, los llevan por un camino peligroso”.  Proverbios 16:28-29 (NTV)

fotosdegente3Las personas con las que nos relacionamos influyen mucho en nuestra vida, en nuestras decisiones, y en el alcance de las metas que tengamos en la vida

Hay relaciones que en lugar de ayudarnos a cumplir una meta, la retardan y nos desaniman, e incluso nosotros aceptamos esa influencia por costumbre, por estar ligado emocionalmente, o simplemente por respeto.

Una cosa es que estés tratando de ayudar a alguien que necesita y requiere ayuda, y otra muy distinta es tratar de cambiar a quienes no quieren hacerlo y no quieren salir nunca de sus problemas.

Tu tiempo es muy valioso y no puedes darte el lujo de tratar de agradar a aquellos que no comprenden tus decisiones, tus sueños y tu forma de ser.

Cuando relaciones de que cualquier naturaleza nos causan malestar, nos menosprecian, nos burlan o simplemente nos incomodan continuamente, es hora de abandonar esas personas nocivas por nuestro bienestar y crecimiento.

En ocasiones tratamos de soportar el maltrato, la violencia emocional y el juicio de otros, y por temor a ser “duros” o determinantes, nos estancamos y permitimos que bloqueen todo nuestro potencial.

Lo cierto es que todas las personas, sea cual fuera el vínculo o cargo, si no nos esta ayudando a cumplir el sueño que Dios puso en nuestro corazón, esa persona no puede acompañarnos al destino que tenemos trazado por el Señor.

Es importante recibir consejos para mejorar, pero los consejos tienen que tener el propósito de ayudarnos, no de destruirnos y descalificarnos.

Solo las personas que nos motivan, alientan y desafían a más, son las que debemos permitir que nos influyan. La vida es una sola y nuestro destino y trabajo debe estar enfocado,  recortando todo aquello que no te aporta ningún valor.

¿Cómo detectamos una relación perjudicial? Cuando nos sentimos obligados a hacer cosas que no queremos hacer, cuando nos sentimos controlados y oprimidos,  cuando la toleras solo por compromiso, cuando la permites por costumbre y cuando por temor a caerles mal, vamos en contra de todo lo que en verdad queremos hacer.

Nadie debería obligar a nadie a hacer algo que no quiere, porque esto lo único que provoca es desgatar la relación. Cuando algunos discípulos abandonaron a Jesús, él los dejo, nos los atormentó con maldiciones para retenerlos, incluso luego Jesús dijo a los doce: «¿También ustedes quieren irse?»  (Juan 6:66-68). Hay personas designadas por un tiempo a tu vida, luego vendrán otras y se distanciaran aquellas que lo tengan que hacer, y algunas están puestas para compartir todo el tiempo.

Las personas con las que estemos vinculados y ligados negativamente afectan nuestra esfera espiritual y pueden retrasar las bendiciones de Dios.

Se selecto con tus relaciones y la inversión de tu tiempo con ellas, porque si cometes el error de por cortesía soportar cosas que no te sirven, estás poniendo en riesgo el cumplimiento de muchas bendiciones. Rodéate de gente de fe y de bendición.

EL MUNDO PUEDE ESTAR CONTROLANDO TU MENTE.

Administrar-el-dinero-en-parejaAlgunos estudios han demostrado que la mente humana produce 20.000 a 60.000 pensamientos por DÍA.
Lo peor es… otro estudio que demostró… Que el 95% de esos 60.000 pensamientos son en tiempo PASADO.
Y la mayoría de personas cuando piensan en pasado, sus pensamientos son NEGATIVOS y DESTRUCTIVOS.
Entonces, cómo hacemos para controlar nuestros pensamientos?…
Respuesta: No podemos!.. Solo dependemos de lo que dice La Biblia en 1 Corintios 2:16 “Tengo la Mente de Cristo”.

Muchas personas compran cosas que NO necesitan, y lo hacen simplemente porque los medios han condicionado sus mentes para comprar esas cosas. La mente es el campo de BATALLA. Es un territorio que el enemigo constantemente quiere ganar…
Por eso, debes cuidar tu mente y no permitir que la controlen los medios de comunicación.
Así que… Además de aplicarte TODOS los DÍAS “Tengo la Mente de Cristo”. Debes también cuidar lo que CONSUMES, lo que VES en la TELE y lo que escuchas.

Simplemente no puedes controlar 60.000 pensamientos al día. Ellos van y vienen, sin control alguno. 95% son en pasado y la mayoría en negativo.
Solo te queda esto: Depende de la sangre de Jesús y cambiar lo que entra por TUS OJOS y por TUS OÍDOS.
Si has estado luchando todos estos años por tener seguridad con tus finanzas. Creo que llegó el momento de hacer cambios poco a poco.

Cuando comprendí esto; “debo hacer algo para cuidar mi mente”. Comencé a cambiar!.
El primer hábito que cambie fue el de NO ver novelas, ni programas que no me aporten nada a mi crecimiento. Punto!
Eso decidí hace muchos años y ahora estoy viendo como hoy mi mentalidad es diferente.

Cuando tu mente esta OCUPADA pensando en todo lo que viste la noche anterior (Guerras, Muertes, Violencia, Miedo, Economía Empeorando)….
Tu mente simplemente no puede pensar… Lo BUENO, lo PURO y lo MEJOR.
El Apóstol Pablo insistió varias veces que cuidáramos nuestra mente en Filipenses 4:8

Si tu economía esta débil, simplemente algo no se está haciendo bien. Algo debes comenzar a cambiar.
POCO a POCO tu situación financiera va a comenzar a cambiar. Por qué estoy tan seguro?:
Sencillamente, porque sé que Dios te quiere BENDECIDO, PROSPERO y que TUS FINANZAS estén en orden.
Dios quiere que te organices. Que seas un buen mayordomo de lo que tienes hoy y que nunca estés alcanzado con tu economía.

Aquí el primer paso:

1. Si ves T.V. 4 horas al día. Bájalo a 3 horas. Córtalo a la mitad del tiempo.
Yo entiendo que muchas personas dirán… “No seas exagerado, hay que darse un gusto, hay que enterarse como está el mundo. Además, este es mi escape. Todo el día he trabajado, lo merezco no?… Etc, etc…”
Por eso te digo, poco a poco ve renovando tu mente. Si te cuesta mucho dejar de ver T.V; entonces hazlo poco a poco.
Otros lo harán RADICALMENTE… estos irán un poco más rápido (su bendición se acelerará).

¿Por qué Debes Dejar de Ver tanta Televisión?

Porque te estarán condicionando constantemente para que compres cosas que no necesitas.
Casi todas las personas primero compran algo en su mente y luego van y ejecutan esa compra con una transacción…
Sea al otro día o al año…
No has notado que cuando recibes un ingreso extra lo gastas rápido?. Ya sabes que vas a comprar.
Esto pasa porque tienes una lista de cosas que compraste ya en tu mente (Cuando veías el producto). por eso el dinero se te va como agua!.
No estoy diciendo que tener tarjeta de crédito sea MALO.

Yo soy igual que TU. Hijo del Mismo Dios. Solo que EXTENDÍ por fin, lo que tenía que hacer.
Y esto fue lo más poderoso que aprendí en ese proceso (Lee bien)…

Si mis finanzas están en orden y mis ingresos superaran mis gastos… Ahora si puedo PENSAR EN MI PROPÓSITO. Lo tuve guardado en el cajón por muchos años. No lo podía sacar porque me la pasaba ocupado apagando FUEGOS (Pagando aquí y pagando allá).
Y no me estaba dando cuenta que no tenía control sobre mi economía porque estaba a la merced del condicionamiento que los medios de comunicación habían puesto en mi mente. Gastaba más de lo que me ganaba.

Entonces el paso #1 es:

Si ves T.V. 4 horas al día. Bájalo a 3 horas. Córtalo a la mitad del tiempo o mejor aún, córtalo a sólo una.

En otra publicación te hablaré de ¿QUÉ hacer con ese tiempo que te queda libre para conseguir mejorar tu economía?

BENDICIONES.

DESCUBRIENDO Y ROMPIENDO MALDICIONES

EL SITIO DE Massada adulam

Génesis 9:20-23  Entonces Noé comenzó a labrar la tierra, y plantó una viña. Y bebió el vino y se embriagó, y se desnudó en medio de su tienda. Y Cam, padre de Canaán, vio la desnudez de su padre, y se lo contó a sus dos hermanos que estaban afuera. Entonces Sem y Jafet tomaron un manto, lo pusieron sobre sus hombros, y caminando hacia atrás cubrieron la desnudez de su padre; y sus rostros estaban vueltos, y no vieron la desnudez de su padre.

    Reflexionemos en esto. Noé se embriago en un acto de rebeldía, por lo tanto es un pecado; su hijo Cam descubrió su desnudez, pero además lo reveló a sus hermanos, al hacer esto no honró a su Padre.

La enseñanza es esta: si somos testigos de las debilidades o evidencias de alguno, no debemos comunicarlo a otros, porque como consecuencia nos acarrearemos maldición

Ver la entrada original 649 palabras más

SABIDURÍA POPULAR…. ¿Y LA VERDAD?

sabiduria-L-wBDfv3Desde niños empezamos a escuchar ciertos consejos, generalmente aceptados de forma automática. “Ni se te ocurra meterte a nadar después de comer”. “Por la forma de la barriga, se sabe si es niño o niña”, o “Si te sigues moviendo ese diente, el bueno te va a salir chueco”. ¿Y que tal con los que tienen que ver con la alimentación? “Los huevos son más nutritivos si se consumen crudos”; “Es más sano consumir margarina que mantequilla”; las bebidas light adelgazan”. Hace años se decía que tomar leche era esencial; luego dijeron que tomáramos poca, y recientemente han vuelto a promover su consumo.

El área espiritual tampoco está libre de este tipo de mitos. Tal vez uno de los más socorridos sea: “Como dice la biblia: Ni la hoja del árbol cae sin la voluntad de Dios”. ¿Alguien conoce la cita? Otro que sigo escuchando vez tras vez es ” Como dice la biblia ayúdate que yo te ayudaré”.

Es precisamente la falta de cuidado a la hora de “comer” lo que se nos dice, lo que alimenta estos mitos. Generalmente estos mitos se repiten sin una mala intención, pero no falta quien abuse de la credulidad nata del ser humano para enseñar todo tipo de medias verdades y falacias. Pareciera que la humanidad se compone de unos pocos que piensan  y otros muchos que creen y aceptan. Por el contrario, la biblia sigue invitándonos a “examinadlo todo y retened lo bueno” (1a Tesalonicenses 5).

Además , debemos recordar que cuando Jesús nos ordenó a amar al Señor (Mateo 22:37), nos invitó a hacerlo con todo el corazón, pero también con “toda la mente”. Amar a Dios con “toda la mente” implica necesariamente usar todas las capacidades inherentes a ella: memoria, imaginación, y particularmente la razón, la cual, a través de la obra del Espíritu Santo, puede acercarnos al conocimiento de la verdad.

Te animamos a ser como los de Berea (Hechos 17:10-11). Estos creyentes escudriñaron la Escritura para determinar si lo que Pablo y Silas les compartían era verdad.