EXPERIENCIAS QUE TRANSFORMAN

“Dios perdona todos tus pecados y sana todas tus enfermedades. El salva tu vida de la muerte; te llena de fiel amor y compasión. Te bendice en abundancia, te rejuvenece como el águila”                        Salmo 103:3-5

¿Sabías que hay águilas que viven 40 años, y otras pueden llegar hasta los 80 años? La razón tiene que ver con una transformación que ocurre en sus vidas.

Cuándo el águila envejece su pico es largo y puntiagudo cuya curva apunta contra su pecho. Sus alas están envejecidas y pesadas, y sus plumas gruesas hacen su vuelo algo difícil. Entonces el águila tiene dos opciones: morir o enfrentar un doloroso proceso de renovación.

aguila1Ese proceso inicia cuando el águila vuela hacia lo alto de una montaña donde no puede ser atacada. Ahí se hace un nido cercano a un paredón de modo que no tenga la necesidad de volar. Después, el águila comienza a golpear su pico en la pared hasta conseguir renovarlo. Luego, con el nuevo pico desprenderá una a una de sus uñas, hasta que vuelvan a nacer. Comenzará después a desplumar cada una de sus viejas plumas. Después de 150 días o 5 meses sale de su nido para alzar el vuelo de la renovación y vivir aproximadamente 30 años más.

En nuestras vidas muchas veces tenemos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación para continuar en un vuelo de victoria.  Debemos desprendernos de costumbres, tradiciones y recuerdos que nos causan dolor. También debemos romper con conductas autodestructivas que han marcado adversamente nuestras vidas.

Solamente libres del peso del pasado, con el perdón a flor de labios, podremos aprovechar el resultado valioso que siempre trae una renovación. Cambiemos primero nuestra manera de pensar y entonces comprenderemos que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta para nuestra vida.

Ensayemos el vuelo alto de las águilas para remontar otros cielos y dejemos el vuelo rastrero que nos invita a acomodarnos a las costumbres que el mundo tiene. Te animamos que levantes la vista y sueñes con una vida transformada. Esta vida traerá cambios positivos para tu familia y tu comunidad. Te invitamos que te propongas alcanzar la meta que Dios tiene para ti y te prepares para caminar en su propósito.

“Pon en manos del Señor todo lo que haces, para que tus planes se hagan realidad”.                                                                                            Proverbios 16:3

 

Anuncios