FACTOR MIEDO

Lectura Génesis 20:1-13

Si alguna vez has leído a Shakespeare, sabrás que sus héroes siempre tienen una grave debilidad de carácter.

Esto ayuda a elaborar una buena historia y enseña algunas lecciones importantes. Algo similar le ocurre a un héroe de la Biblia: Abraham ¿Su debilidad? El Miedo.

En dos ocasiones, Abraham cayó ante el temor de que un gobernante lo matara y le robara a su esposa (Génesis 12:11-20; 20:2-13).

Por miedo a perder la vida, engañó a Faraón y al rey Abimelec, diciendo: “Es mi hermana”, lo que, en esencia, daba lugar a que el rey llevara a Sara a su harén (20:2).

Al permitir que el miedo gobernara sus acciones, puso en riesgo el Plan de Dios de levantar una gran nación a través de él y de su esposa (12:1-3).

No obstante, antes de juzgar a Abraham, deberíamos hacernos unas preguntas:

  • Por temor a perder el trabajo, ¿comprometeríamos nuestra integridad?
  • Por miedo a parecer antiguos, ¿dejaríamos de lado nuestros valores?
  • Por temor a que nos ridiculicen y nos malinterpreten, ¿descuidaríamos la oportunidad de dar testimonio del evangelio y arriesgaríamos el futuro eterno de una persona?

Definición: Miedo es la expectación de lo malo.

LAS CONSECUENCIAS DEL TEMOR

  • Físicas: Afecta la apariencia, la salud.
  • Espirituales: Evita que entremos en el Reino de los Cielos.   Apocalipsis. 21:8

La lista la encabezan los temerosos por que temían más al hombre que a Dios, es decir hacen mas caso al hombre que a Dios.

  • Satanás utiliza este espíritu de temor para evitar que las personas sean salvas, y para el que ya lo es, evita que testifique de su fe.   Mateo.25:25

Tu miedo pone en riesgo los maravillosos planes de Dios para tu vida, recuerda que el Señor nunca te pedirá que hagas nada que Él no pueda completar, aunque eso exija una intervención milagrosa de Su parte.

La única manera de tener mas fe es conocer y creer la palabra de Dios.

    La Palabra de Dios es nuestra base al reclamar liberación del temor, es tanto una promesa como una provisión de Dios   Prov. 18:21

•         Nuestra fe esta muy ligada a nuestra confesión, porque lo que decimos es lo que creemos

y lo que creemos es lo que recibiremos.

•         Debemos entonces confesar las promesas de Dios de una forma personal.

SÓLO UNA COSA VENCERÁ NUESTROS MIEDOS: LA FE FIRME EN LA PRESENCIA DE DIOS.