¿PORQUE PERMITE DIOS EL SUFRIMIENTO?

    Y dada la extraordinaria grandeza de las revelaciones, por esta razón, para impedir que me enalteciera, me fue dada una espina en la carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca.

Acerca de esto, tres veces he rogado al Señor para que lo quitara de mí. Y Él me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, muy gustosamente me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí. Por eso me complazco en las debilidades, en insultos, en privaciones, en persecuciones y en angustias por amor a Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. 2Co 12:7-10 

 

El sufrimiento es un estado de angustia o dolor que puede presentarse por muchas razones y en muchas circunstancias. El sufrimiento nos afecta en el aspecto físico, psicológico y emocional y puede llevar al colapso del cuerpo y del espíritu.

“Se consumen de sufrir mis ojos; han envejecido a causa de todos mis adversarios” Sal 6:7

El sufrimiento afecta tanto a los justos como los injustos.

    Lo más difícil de entender acerca del sufrimiento es cuando este llega y no sabemos por qué. Dios liberó al apóstol Pablo de muchas dificultades, pero en al menos una ocasión no lo hizo, a pesar de las súplicas de Pablo. En ese caso, fortalecer un aspecto espiritual de la *perspectiva de Pablo o de su carácter era más importante que su bienestar físico.

Debemos entender que la perspectiva de Dios es distinta de la nuestra (Isaías 55:8-9, 2ª Pedro 3:8). Algunas veces considera que las lecciones de carácter que necesitamos aprender son más importantes que nuestro bienestar físico y mental.

No es que Dios no escuche nuestras oraciones, porque sí lo hace. Lo que ocurre es que algunas veces no queremos aceptar su respuesta, que nos dice “no”, o “no por el momento”, como en el caso del apóstol Pablo: “Tengo en mente algo mejor para Ti”.

   Necesitamos estar conscientes de que Dios nos ha prometido no probarnos más allá de lo que podemos soportar (1ª Corintios 10:13). Pablo nos dio un ejemplo extraordinario. Simplemente  confió en la sabiduría de Dios y continúo haciendo la labor que lo había llamado a hacer.

Si el sufrimiento de cada persona pudiera ser rastreado hasta su propia transgresión de un mandamiento en específico, sería más fácil entenderlo y aceptarlo como una justa consecuencia, Pero es muy raro que sea tan simple.

Al darnos la libertad de elección, Dios nos ha permitido que aceptemos o rechacemos su guía, que escojamos rebelarnos o someternos, tomar decisiones sabias o imprudentes.

Ninguno de nosotros es inmune a la consecuencia de los actos, ya sean los nuestros o los de los demás. Tanto la persona que contrae una enfermedad con un origen indeterminado, como el niño que nace con una enfermedad congénita, tienen que sufrir por ello, aunque no hayan hecho algo indebido.

Aquellos que resultan heridos o muertos en accidentes o en desastres naturales, con frecuencia son víctimas inocentes.  Con frecuencia, la causa específica del sufrimiento no puede ser explicada, al menos no en esta vida.

A veces lo mejor que podemos hacer es explicarlo según el concepto que en la Biblia se menciona como “tiempo y ocasión”

Eclesiastés 9:11 Me fijé que en esta vida la carrera no la ganan los más veloces, ni ganan la batalla los más valientes; que tampoco los sabios tienen qué comer, ni los inteligentes abundan en dinero, ni los instruidos gozan de simpatía, sino que a todos les llegan buenos y malos tiempos.

 

Aunque Dios no es el que causa los accidentes, tampoco se dedica a gobernar la vida de cada ser humano hasta el punto de impedir toda desgracia.

Debemos entender que el sufrimiento se produce como el resultado del “tiempo y la ocasión” no es un sufrimiento sin causa.

Al pecar Adán escogió apartarse de Dios y desde entonces el resto de la humanidad ha seguido el mismo camino.  Una de las consecuencias de la decisión que la humanidad tomó de vivir contrariamente a las instrucciones de Dios, es que el mundo está a merced de los caprichos del “tiempo y ocasión”, y de las acciones de otros. Este patrón prevalecerá hasta que Jesucristo regrese a establecer el Reino de Dios en la tierra. Entonces el mundo entero será lleno del conocimiento de Dios y de sus justas leyes (Isaías 11:9).

Juan 16:33 Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.

DESCUBRIENDO Y ROMPIENDO MALDICIONES

Génesis 9:20-23  Entonces Noé comenzó a labrar la tierra, y plantó una viña. Y bebió el vino y se embriagó, y se desnudó en medio de su tienda. Y Cam, padre de Canaán, vio la desnudez de su padre, y se lo contó a sus dos hermanos que estaban afuera. Entonces Sem y Jafet tomaron un manto, lo pusieron sobre sus hombros, y caminando hacia atrás cubrieron la desnudez de su padre; y sus rostros estaban vueltos, y no vieron la desnudez de su padre.

    Reflexionemos en esto. Noé se embriago en un acto de rebeldía, por lo tanto es un pecado; su hijo Cam descubrió su desnudez, pero además lo reveló a sus hermanos, al hacer esto no honró a su Padre.

La enseñanza es esta: si somos testigos de las debilidades o evidencias de alguno, no debemos comunicarlo a otros, porque como consecuencia nos acarrearemos maldición.

Maldición es: aborrecer, detestar, vituperar, condenar a una persona o cosa. Es atar a alguien con palabras o blasfemia. Una maldición es una fuerza demoniaca puesta sobre una persona o una familia a través de palabras o por voluntad o accidente de alguien.

HAY CINCO TIPOS DE MALDICIÓN.

  • Maldiciones Justas.
  • Maldiciones Impuestas
  • Maldiciones Bíblicas
  • Auto-Maldiciones
  • Maldiciones Heredadas.

 A.- Maldiciones Justas: Son las originadas por rebeldía contra Dios y que pueden extenderse hasta la cuarta o décima generación. Son resultado de los pecados cometidos al romper el pacto con Dios. Éxodo 20:3-6 (Aborrecer)

B.- Maldiciones Impuestas: Originadas en el hombre como resultado de palabras habladas por alguna persona con odio o enojo hacia otra. Ejemplo: Cuando se le dice a un hijo “eres un condenado”, “tú no sirves para nada”, etc. No se mide el poder de la palabra, ni la intención con la que se dice. Proverbios 18:21

Deuteronomio 30:19 Al cielo y a la tierra pongo hoy como testigos contra vosotros de que he puesto ante ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida para que vivas, tú y tu descendencia

La vida está relacionada a la bendición y la muerte está relacionada a la maldición.

C.- Maldiciones Bíblicas: La oposición a la autoridad o descubrir su pecado o falta hacia otros. Tanto a las autoridades como a los padres se les debe de honrar y respetar.

D.- Auto-maldiciones: Rebeca la madre de Jacob cuando quiso obtener la bendición para su hijo menor, aunque Dios ya lo había escogido, ella actuó por sí misma al engañar a Isaac para lograrlo. Génesis 27.6-13.

El decir “yo nunca me casaré porque mi hermana nunca se casó”, “esta enfermedad me va a matar”, o cosas similares sirve únicamente para auto maldecirse.

E.- Maldiciones Heredadas: alguna enfermedad puede manifestarse en varias generaciones de la familia por asunto de raza. Divorcios, esterilidad, cáncer, locura, alcoholismo, madres solteras, diabetes etc. Los canales utilizados son los cromosomas, los genes y la sangre.

 

SÍNTOMAS MÁS COMUNES DE LAS MALDICIONES.

  •             Tormentos nocturnos
  •              Pesadillas
  •              Depresión continua
  •              Fatiga inexplicable
  •              Alcoholismo
  •              Accidentes
  •              Confusiones frecuentes
  •              Pensamientos suicidas
  •              Pobreza o bancarrota continua.

 

CAUSA Y EFECTO DE LAS MALDICIONES

    Toda maldición es producida por alguna causa; Proverbios 26:2 dice: “Como el gorrión en su vagar y la golondrina en su vuelo así la maldición no viene sin causa”.

La principal causa de recibir maldición es la rebelión.

 

COMO ROMPER MALDICIONES EN MÍ, EN MI FAMILIA Y EN OTRA PERSONA.

1.- Reconocer el pecado.

2.- Arrepentirse de dejar llegar la maldición.

3.- Tomar autoridad en el nombre de Jesús y aplicar la sangre de Cristo para romperla.

4.- Romper con toda atadura.

5.- Sacar y destruir todo objeto que te ate al pasado y que sea un motivo de maldición

6.- Romper y renunciar a cada maldición generacional del linaje del padre y la madre.

En Cristo somos un nuevo linaje, un nuevo árbol genealógico por medio del madero de la cruz, donde toda iniquidad de los padres fue clavada y redimida. “No trabajarán en vano, ni darán a luz para desgracia, porque son la simiente de los benditos del SEÑOR, ellos, y sus vástagos con ellos” Isaías 65:23.

“Cristo nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros (porque escrito está: MALDITO TODO EL QUE CUELGA DE UN MADERO),  a fin de que en Cristo Jesús la bendición de Abraham viniera a los gentiles, para que recibiéramos la promesa del Espíritu mediante la fe” Gálatas 6:13-14.

Dejando Huellas

Una huella es una marca que dejas en algún lugar o cosa. ¿Has pensado alguna vez en la importancia de lo que haces? ¿Has pensado que tu huella puede trascender en el corazón de una persona y marcarlo para siempre? Que un simple gesto o acción puede ser mucho para el que recibe tu favor o tu gesto de amor.

Que una sonrisa puede cambiar y un abrazo hacer más cálida el alma de una persona. Que si haces las cosas bien otros pueden animarse a seguir tu ejemplo. Y que tus pasos pueden ser los que abran el camino hacia cambios positivos.

Todos tenemos algún talento, habilidad o don con el que podamos iluminar la oscuridad de alguien. Con el que podemos embellecer lo que nos rodea y dar un toque especial e inconfundible. Pon tu marca, tu sello especial en lo que hagas. Deja que esa huella te caracterice en todo lo que hagas y que los demás puedan distinguir fácilmente quién eres.

Hoy tu tarea consiste en pensar en alguien que necesite que le marques con una huella de amor.

 

HABLA PALABRAS BONITAS

¡Qué bien uno se siente al escucharlas!

Alegran el ánimo y dan vida.

Usa palabras bonitas, trata con cortesía y amabilidad.

Respeta a tus semejantes, habla bien.

Evita las vulgaridades, piensa en cómo te gustaría que te trataran a ti.

Di o repite las palabras que te gustaría que otras personas te dijeran a ti.

Fomenta la paz, vístete de ánimo, no seas pesimista.

Dile que la o que lo amas, cuán lindo(a) luce hoy.

Hazles saber la importancia que tienen en tu vida.

Porque una palabra sincera y bien empleada es efectiva, puede rescatar a alguna persona de la más cruel oscuridad.

Puedes con tu voz ayudar a sanar un alma herida.

Porque con palabras fue hecho el mundo y todo cuanto fue creado fue maravilloso yhermoso.

Aprende a ser atento(a), pinta de colores el arcoíris de al menos una persona, despeja su día gris y dile algo bonito.

¿Cómo estás viviendo tú vida?

“Tú y yo hemos ganado la lotería de la vida. La pregunta es, ¿cómo vamos a ejecutar esa fortuna en la vida?“ Sheryl WuDunn

Definitivamente la vida es muy corta, y no sabemos cuanto tiempo vamos a vivir por lo que necesitamos aprovecharla al máximo. La vida es un regalo que no debemos desperdiciar pensando que el mundo me debe, o que todos conspiran en mi contra. Otra forma de desperdiciarla es enfocarme en los problemas que estoy viviendo, no hay esperanza para mí, soy víctima de las circunstancias. Y el mayor desperdicio que hacemos con nuestra vida lo demostramos siendo ingratos, olvidándonos de cada una de las bendiciones que recibimos a diario.

Cada día debemos recordar las palabras del salmista: “Señor, recuérdame lo breve que será mi tiempo sobre la tierra. Recuérdame que mis días están contados, ¡y cuán fugaz es mi vida!” Salmo 34:4

Cuando entendemos que nuestro tiempo es breve sabemos que tenemos que medir como viviremos esos días y hacer que nuestra vida cuente. Cada segundo de nuestra vida cuenta y es nuestra responsabilidad el poder invertirlo sabiamente.

Cada uno de nosotros somos únicos y especiales por lo cual nuestras vidas son diferentes, y nosotros decidimos como vamos a vivirla. Decidimos si vamos por nuestros sueños o esperamos “algún día” nuestro sueño se hará realidad. Decidimos si somos mejores personas, esposos, padres, hijos, o esperamos a que las cosas mejoren y comenzamos a serlo. Decidimos hacer la diferencia en el mundo o el mundo hace la diferencia en nosotros. Decidimos si vamos a ser felices o infelices. Puedes ver que la vida se basa en decisiones.

Yo he decidido vivir la vida agradando a Dios, amando a mi esposa, a mis hijos, a mis seres queridos. Yo he decidido hacer la diferencia en el mundo llevando esperanza e inspiración en un mundo sin esperanza. He decidido dejar un legado de amor y servicio antes de que acabe mi tiempo. He decidido dejar una huella en los corazones de hombres y mujeres necesitados de una palabra de fe y animo.

¿Y usted cómo vivirá el resto de sus días? ¿Qué pasos va a dar para cambiar su vida?

Los días están corriendo y es tiempo de hacer lo que es correcto, no viva la vida de otra persona, no se preocupe por lo que otros digan de usted. Cambie su actitud y sea agradecido, solo así podrá experimentar el regalo de la vida. Viva la vida que Dios diseñó para usted, sea sabio o sabia en caminar hacia su destino. Haga que su vida cuente y trascienda en la historia de manera positiva.

LOS HERMANOS DE JESUS

EVANGELIO SEGUN SAN MATEO CAPITULO 12.52-58

52 Él les dijo: Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.

53 Aconteció que cuando terminó Jesús estas parábolas, se fue de allí.

54 Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros?

55 ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas?

56 ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas?

57 Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa.

58 Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos.

Enfrentando las Presiones en la Adolescencia

¿QUE INFLUYE ACTUALMENTE EN LOS ADOLESCENTES?

• Para la gran mayoría de ellos su única responsabilidad consiste en estudiar.

• El período de la adolescencia se ha ampliado culturalmente, marcando su final entre los 18 y los 21 años.

• El ambiente adolescente es influido altamente por los medios masivos de comunicación (revista, cine, videos, tv., internet)

• La marcada inclinación del adolescente actual, a no aprender de la experiencia de los demás (padres, hermanos, amigos, etc.) sino a experimentar, probar y conocer por sí mismos.

¿QUÉ LOS AFECTA?

• Sus sentimientos de inferioridad y falta de confianza producidos por la vía de comparación.

• Alteraciones frecuentes del estado de ánimo

• No saber cómo manejar las relaciones interpersonales con los adultos (pueden pasar de sentirse incomprendidos a actitudes de independencia y rebeldía, motivadas por sobre protección o una insuficiente comunicación con los padres)

EL DESARROLLO SOCIAL DEL ADOLESCENTE, SU PRINCIPAL NECESIDAD

• Afirmación de su identidad a través del contraste e incluso la crítica del modelo familiar.

• Particularización de su propio mundo, a veces ideal, y otras veces compartido por otros jóvenes.

• Las relaciones de grupo se vuelven las más importantes. Su principal necesidad es buscar aceptación y seguridad.

• El compañerismo, la amistad y la diversión, se vuelven los medios más propicios para la expresión de sus emociones y sentimientos.

• Su forma de hablar, vestir, actuar y opinar…, son un reflejo del comportamiento del grupo con el cual se identifica.

• Contar con buenos amigos, es básico en esta etapa de la vida.

• Idealización del amor.

SU DESARROLLO ESPIRITUAL

• Su necesidad de encontrarle un sentido a la vida le conducen a reflexionar aún sobre los aspectos más trascendentes de la vida y de su propia experiencia.

• Para el joven llegar a ser independiente es importante, pero lo es mucho más encontrar un sentido de identidad.

• Pone a prueba las cosas en las que de niño creía.

• Necesita experimentar valores absolutos, tales como la libertad, el amor y la paz, y verlos reflejados en personas.

¿QUE RESPUESTA PODEMOS DAR?

¡DECIDE LIBREMENTE, NO TE DEJES PRESIONAR!

• Todo grupo tiene normas internas (Ej.: Un equipo)

• Pero, ¡cuidado!: si el grupo espera que vivamos o hagamos cosas que son totalmente contrarias a la voluntad de Dios  o a su carácter, entonces nuestra valentía estará en  resistirnos.

“No imiten la conducta ni las costumbres de este mundo, sean personas nuevas, diferentes, de novedosa frescura en cuanto a conducta y pensamiento. Así aprenderán por experiencia, la satisfacción que se disfruta al seguir al Señor”  Romanos 12:2

“Cada hombre tiene ante sí un amplio y agradable camino que parece bueno, pero que termina en muerte” Proverbios 4:12

¿ACTUAR COMO LOS DEMÁS O SER FIEL AL ORIGINAL?

Las situaciones de presión nunca son fáciles… Ellas forman nuestro carácter. Tal vez lo peor está en que no aprendamos a manejar los conflictos y saquemos enseñanza de ellos.

HERRAMIENTAS PARA MANTENERTE LIBRE

A. Aprender a pensar

“Y ahora (jóvenes), antes de terminar esta carta, deseo  decirles algo más: centren ustedes el pensamiento en  lo que es verdadero, noble y justo. Piensen en lo que es puro, amable y honorable, y en las virtudes de los demás. Piensen en todo aquello por lo cual pueden alabar a Dios y estar contentos, sigan poniendo en práctica lo que aprendieron, recibieron, oyeron y vieron en mí, y el Dios de paz estará con ustedes” Filipenses 4:8-9

Cuando en nuestra mente aceptamos algo como válido, es más fácil que luego lo vivamos y lo practiquemos. Esto es un principio válido tanto para el bien como para el mal.

B. ¿Cuál es tu lenguaje?

“El hombre bueno, del buen tesoro de su  corazón saca lo bueno; y el hombre malo del  mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca” Lucas 6:45

Muchas veces nuestro lenguaje refleja lo que vivimos y pensamos.

CONCLUSIÓN

El carácter es todo lo que identifica a una persona. Sus valores, y todo lo que denota su verdadero yo.

JESUCRISTO EJEMPLO DE CARÁCTER

• Preciso en su hablar: Marcos 1:40-42

• Nos enseña a no reaccionar ante la ofensa; a tener metas que cumplir y a no dejarnos determinar por las acciones de los demás: Lucas 23:33-34

• Nunca admitió acciones que iban en contra de sus principios: Juan 2:13-17

• Nunca fue sorprendido al hablar. Nos da ejemplo de sabiduría al hacerlo: Lucas 20:19-26