No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta     Romanos 12:2 

El término al que me voy a referir aquí no es el significado del “PODER” que has aprendido. No es el poder que tenga que ver con el dinero, la política u otras cuestiones mundanas o materiales, el PODER al que me refiero va más allá. Es un poder que no pisotea, no utiliza a las personas, no busca derrotar a nadie, no destruye, al contrario, construye; no es manipulable  ni temeroso, es íntegro; no sufre porque sabe que no hay nada para sufrir y la mejor noticia es que ese poder se haya en ti, pero para adquirirlo se necesita CONCIENCIA; es decir estar alerta de lo que piensas, dices y sientes. Lo que sigue se llama RESPONSABILIDAD.

La responsabilidad debe verse como algo sagrado, porque así es, si comienzas a ser responsable, venerarás a Dios, empezarás a conectarte cada vez más a lo que por ley te corresponde: armonía, abundancia, salud, amor, felicidad y un poquito más de conocimiento acerca del funcionamiento de la verdad divina.

Responsabilidad NO sólo significa cumplir en su trabajo, tareas, en tu hogar o llegar temprano a una cita, no, no es sólo eso, igual que el poder, es algo mucho más profundo.

“Ten pantalones para darte cuenta de que tú eres el que está creando todo lo que te sucede”, “deja de ser un holgazán espiritual”, “deja de tirar a la basura tu conciencia y responsabilidad de creación con la que te equipó Dios”; hay mucha, muchísima gente que tristemente sigue haciendo lo mismo, están tirando a la basura el gran poder divino, desprecian la salvación 2ª Timoteo 1:6.

Cuántas veces has escuchado “por culpa de mis padres soy así”, “es culpa del gobierno”, “la crisis está peor que nunca”, “así soy porque desde niño me lo enseñaron”, “hay que resignarse a lo que Dios manda”, “ser rico es sólo para unos cuantos”, “el destino así lo quiso”¡TODAS Y CADA UNA DE ESTAS EXPRESIONES SON MENTIRA! Romanos 12:2.

Es no darte cuenta de la realidad y ya sabes cuál es esa realidad con la que estás creando todo. Tus padres hicieron lo mejor que pudieron con el corto o amplio conocimiento que tenían para educarte o criarte y es tu obligación darte cuenta que no eres tus padres, ámalos y agradéceles todo lo que han hecho o hayan hecho por ti, pero no es su culpa el que sea exitoso, triunfador, fracasado o amargado, no es culpa de nadie, ha sido lo que elegiste vivir.

Tal vez sea tu caso el de haber nacido en una familia donde el amor era un asunto reprimido, y perdóname por no justificar tu ira, la comprendo pero no la justifico y con todo el temor te digo que eso lo puedes transformar aquí y ahora. Hazte esta simple pregunta frente al espejo: ¿deseo seguir lamentándome, culpando a la existencia y repitiendo mi comportamiento que me ha limitado de tantas bendiciones o perdono, libero y me permito experimentar la abundancia de Dios?

El perdón va relacionado con la conciencia, con la responsabilidad y con el amor. En primer lugar el amor a uno mismo, si no tienes amor por ti, quien lo va a tener  Mateo 22:39.

No confundas el amor propio con el narcisismo, egoísmo o egolatría, el amor por ti mismo te llevará a una mejor vida porque vas a comenzar a respetarte, te darás cuenta de lo especial que eres en este mundo, y serás consciente de lo sagrado que es tu cuerpo y tu alma y por ende vas a comenzar a percibir muchas cosas y descubrirás cadenas que te atan y que no te permiten volar.

Esas cadenas pueden ser relaciones, personas, creencias o costumbres.

TIENES QUE ENTENDER QUE INDEPENDIENTEMENTE DE CUÁLES SEAN TUS PETICIONES, NADIE PUEDE DARTE ALGO POR LO QUE NO TRABAJAS.

Nadie puede darte la felicidad o transformar tu vida. Somos seres creadores.Si esperas que tu vida cambie hasta que alguien te ayude o te dé una “limosna” entonces así será tu realidad.

Hay personas que prefieren dar lástima para conseguir lo que desean, te cuentan mil historias trágicas para conseguir algo, pero hay que salir adelante con valor y aprendizaje.

Si tu caso es el de hacerte menos, causar lástima le estás diciendo a Dios: “sólo puedo vivir de limosnas”.

La oración es algo muy poderoso, pero debe ser integral, es decir: “Tienes que ser congruente en tu forma de pensar, hablar y actuar.

“Cuándo pides algo a Dios, tiene que ser respaldado con tu vivir diario”, si pides encontrar el amor tienes que dar amor, no lo vas a encontrar  si vives quejándote de las mujeres o los hombres. Si tu hablar y tu forma de ver la vida son de desamor, tal vez encuentres una pareja, pero será una relación que a corto o largo plazo se convertirá en lo que creas que es la vida o el mismo amor Mateo  7:12.

Muchas veces somos tan egoístas que le damos la espalda a Dios cuando no nos “cumple” lo que le pedimos, pero lo que ignoramos o no queremos recordar es que Dios ya nos otorgó todo lo que le pedimos, todo se encuentra aquí y ahora, sólo que también nos dio libre albedrío, tú sabes que quieres tomar de la vida y lo que quieres alejar.

Tener PODER no tiene nada que ver con la palabra “poder” que oyes en las noticias o con lo desprestigiado del término. Este PODER al que me refiero es el “PODER DIVINO”  que nada tiene que ver con la soberbia, al contrario, el poder divino está basado y fundamentado en el amor, en la humildad, en ayudar a otros cuando lo necesitan.

Uno de nuestros principios básicos, debe ser ayudar a quien nos lo pide, no por esperar recompensa, sino porque es una muestra de gratitud por lo que Dios nos ha dotado y también porque nuestra verdadera misión en el planeta es el servicio Mateo 20:28.

En esto de servir, sólo debemos ayudar a quién nos lo pide y no entrometernos en la vida de los demás porque puede resultar contraproducente y agresivo para algunas personas que tienen que vivir su propia experiencia. Debemos de respetar el libre albedrío de cada uno de nosotros en cuanto a lo que queremos vivir.

PEDIR NO ES SÓLO ORAR, SINO EL COMO VIVES.

El verdadero ser “PODEROSO” lo es porque está con Dios, es el que se arrodilla sólo ante Él, es el que protege a los niños, viudas y ancianos. Es el que abraza por igual al que es de su familia como al que acaba de conocer, el que no manipula a las personas ni las hace sentir culpables, el que es humilde  en sus actitudes y se maravilla con cada acontecimiento como un amanecer, una atardecer, el viento, la lluvia o cualquier otra cosa por pequeña que sea.

El verdadero PODEROSO es el que tiene la capacidad de reírse de sí mismo, el que no se burla de nadie, que reconoce sus errores y los cambia, no chantajea, le tiende la mano a todo el que lo necesita. Deja de echarle la culpa a las circunstancias de la vida o a las personas de lo que le sucede, sabe que todo ha sido dado por Dios y que uno mismo va tomando las cosas según su manera de pensar.

Dice te amo y sabe a dónde se dirige, no tiene miedo porque obedece a Dios, llora de emoción o de tristeza sin pena alguna y contagia de vida a los demás. Es sabio, porque tiene el conocimiento del poderío que Dios otorga para transformar su realidad y lo hace en silencio. Es una persona que no necesita nada ni atesora nada porque lo tiene todo. No es hipócrita, es respetuoso, auténtico, vive creando y siempre es él mismo.

Un verdadero poderoso VIVE, no interpreta la vida por creencias de los demás. Siempre busca darse una mayor calidad en lo que lee, huele, come, oye. Está en constante búsqueda por dar mayor calidad como hijo, padre, hermano, trabajador y sobre todo como hijo de Dios.

Te recomiendo que veas esta película, ya que el mensaje que transmite es el ejemplo perfecto de lo que es hacernos responsables de nuestro poder. Se llama “El Rey León”, analízala y te darás cuenta de todo esto. Imagínate un león comiendo gusanos cuando su naturaleza es otra. En la película usan un término para denominar la falta de una conciencia y responsabilidad ante el poder divino, le llaman “HAKUNA MATATA” que para mí significa “despierta y date cuenta que estás en contra de tu naturaleza”, es una forma muy digerible y divertida de aprender y reafirmar lo que ya sabes.

El Espíritu Santo está inspirando artistas, directores de cine, escritores, músicos, poetas, pintores y bailarines para transmitir su mensaje, para que tú, yo y todos los que habitamos este planeta podamos aprender de otra forma el evangelio, no solo con sufrimiento y nos demos cuenta que los temas espirituales no tienen por qué ser solemnes o serios.

“CUANDO UN HOMBRE TRABAJA, DIOS LO RESPETA; PERO CUANDO CANTA, SALTA O RÍE PARA ÉL, DIOS LO AMA.

DESPIERTA AL SER PODEROSO QUE LLEVAS DENTRO, TE ESTÁ PIDIENDO A GRITOS QUE LO AYUDES A SALIR.