Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna?, Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Lucas 10:25-27

En el Evangelio de Lucas leemos que parte de la respuesta que el Señor Jesús le dio al intérprete de la ley fue ¿cómo lees? La pregunta que le hizo el Señor ya no es “¿no habéis leído?”, sino que es ¿cómo lees?

Es decir que ahora el inconveniente ya no es la falta de lectura de la Biblia, sino que no se lee de forma adecuada. El ejemplo citado hace evidente la necesidad e importancia de que la persona conozca cómo leer la Biblia.

πῶς   pósEn el idioma griego “cómo”, también significa “¿En qué forma?, ¿de qué manera?

Ahora bien, a fin de encontrar los niveles, tipos o métodos de lectura que respondan satisfactoriamente a las preguntas: ¿Cómo lees?, ¿en qué forma lees? y ¿de qué manera lees?, revisaremos algunos de los niveles, tipos o métodos que los expertos y/o autores de la materia han identificado; cabe indicar que no todos ellos coinciden en la clasificación de los mismos; sin embargo, proporcionan información valiosa a fin de identificarlos.

Para los propósitos de éste material citaremos los tres niveles aceptados por la mayoría y los cinco tipos de lectura mayormente identificados.

Lectura decodificada

Corresponde al primer nivel de lectura. En esta lectura la persona identifica y decodifica mecánicamente los rasgos, signos o caracteres escritos, uniendo palabras, frases y oraciones; sin embargo, no comprende el contenido del texto que lee.

A este tipo de lectura también se le llama analfabetismo funcional, pues la persona no logra comprender el contenido de los textos que lee.

Según diversas investigaciones y estudios realizados en distintas partes del mundo, éste es el nivel de lectura que la gran mayoría de las personas logra alcanzar.

Lectura en voz alta u oralización de la lectura

Aunque generalmente se ha identificado como un tipo de lectura, no se trata de una situación de lectura, sino más bien es una variante de la comunicación basada en la lectura. En este caso no es el texto el que se comunica, sino la lectura que el lector ha hecho de éste. Sin embargo hay que tener en cuenta que para oralizar hay que saber leer.

Lectura literal o superficial

La lectura literal corresponde al primer nivel. En este tipo de lectura la persona logra identificar algunas ideas del texto que lee; sin embargo, tampoco logra comprender su contenido; además, la persona puede decir o citar qué es lo que dice el texto, pero no comprenderlo.

Uno de las características de este nivel de lectura es que la persona no se compromete con el texto, lo lee superficialmente sin apropiarse de su contenido, que no penetra en su comprensión mental y no deja huella significativa en él.

Lectura comprensiva

Esta lectura corresponde a un segundo nivel. En esta la persona comprende el contenido del texto que lee, valorando su contenido; la persona permite que la información que va adquiriendo en la lectura transforme su conocimiento.

Esta lectura se realiza para para entender el texto; para lo que se debe analizar y comprender el significado del vocabulario, de los signos de puntuación y de las ideas centrares y complementarias.

En términos generales, en este nivel de lectura comprender es interpretar, asociar, recordar, intuir, involucrarse plenamente con los saberes del autor y los propios.

Para que la persona alcance este nivel se han realizado muchos estudios e investigaciones que proporcionan información que dan consejos, pautas y estrategias para lograr una lectura comprensiva.

Es a este tipo de lectura que también nosotros dedicamos este material.

Lectura crítica

Tiene por objeto valorar la información que proporciona el texto. En este tipo de lectura se aplica el juicio crítico de la persona para determinar la fuente, el lenguaje, tono, propósito del autor, así como identificar las falacias, generalizaciones, etc.

En este tipo de lectura se suele discutir razonada y sistemáticamente la obra en cuestión. La lectura crítica permite al lector rechazar o aceptar lo que el autor expresa en su obra, después de hacer una reflexión sobre el tema expuesto.

Otra característica de este nivel de lectura es que la persona logra retener lo útil y desechar lo no útil, integrar la información a sus conocimientos previos.

Lectura interpretativa

Se desentraña el sentido de lo que se lee y además se da una explicación personal en torno a ello. Este tipo de lectura permite comprar la información y extender el conocimiento más allá de lo leído en el texto. Cuando se lleva a cabo una interpretación se obtiene el nivel más alto de la lectura, que es el tercer o nivel.

En todos los ámbitos es necesario tener cuando menos lectura de comprensión, para evitar errores, mal entendidos e información falsa; cuánto más en el estudio de la Palabra de Dios.

Así que, ¿cómo lees?