LOS DÉBILES TAMBIÉN PUEDEN

Cuando era niño, cada vez que salía del cine, adoptaba la personalidad del héroe de la película. Si el héroe era Hércules, le suplicaba a mi madre a comprar un juego de pesas para ponerme igual de fornido. Si se trataba de un intelectual, le pedía libros para igualar ser el hombre más culto. Es decir, si en la película estornudaban, a mí me daba gripa.

El derivado de esto proviene de ser de temperamento altamente susceptible, fácilmente influenciable. El convertirme a Cristo ha templado mi carácter para no ser tan maleable, pero no ha erradicado la susceptibilidad completamente. La corriente del mundo ya no me arrastra como antes, pero me sacude más que otros cristianos que parecen columnas inamovibles.

No soy el único que padece de esta debilidad. El apóstol Pablo menciona dos veces que a diferencia de Adán, Eva fue engañada por la serpiente al principio. No para remarcar la culpa de Eva, pues ambos fueron culpables, fue para indicar que la mujer es más susceptible (2 Corintios 11:3, 1 Timoteo 2:14). Esto no es un comentario machista de Pablo, sino una observación sobre el diseño original de Dios. Cuando se enfrenta al engaño, la mujer es “el vaso más frágil”. La serpiente del Edén, aprovechó esto. ¿Será por esto que los vendedores ambulantes de aspiradoras tocan a la puerta cuando el marido está en el trabajo?

n0gxxgblbd0wfmki2ixa.jpgEntre aquellos en quienes habita el Espíritu Santo también se encuentran los “débiles de fe”. Aquellos que por ciertas emociones de su pasado, tienen una conciencia con prejuicios a ciertas prácticas en las que otros cristianos participan sin recato pero que a ellos los desequilibran. A estos pudiéramos llamar susceptibles de conciencia.

Entre los susceptible están también las almas inconstantes mencionadas por el apóstol Pedro (2 Pedro  2:14). Presa fácil de las argucias de los falsos maestros. Los simples -o ingenuos- que “todo lo creen” según observó Salomón (Prov. 14:15), caen en esta misma categoría.

Hay muchas otras razones que producen un mayor índice de susceptibilidad. Algunos lo son por temperamento natural, otros por falta de madurez como persona y aún otros que por falta de madurez espiritual que son como niños llevados por doquier por todo viento de doctrina.

Suficiente de diagnósticos. Hablemos de la cura. Para combatir esta debilidad te aconsejo:

Descubre tu índice de susceptibilidad

Al observar que clase de huellas hemos dejado en nuestro caminar podemos distinguir los contornos de nuestra susceptibilidad. ¿Son nuestros pasos fuertes o débiles?, ¿claros o titubeantes?, ¿de propósito indivisible o de un hombre de doble ánimo con una senda llena de desviaciones?, ¿son nuestros pasos de un hombre confiable o inconstante con muchos comienzos, pero pocas conclusiones?

También es importante preguntarnos si somos personas dependientes o de la que muchos dependen. Las personas de buen temple, constante y perseverante a menudo son usadas como recargadera o muleta de los demás.

Protege los puntos vulnerables

Un capitán de la marina dijo: “un barco es tan fuerte como su punto más débil.” El navegante diestro no se preocupa de las partes gruesas del casco sino de los puntos débiles que causan el naufragio. Todo cristiano, aun los susceptibles, tiene puntos de mayor firmeza y áreas de mayor vulnerabilidad.

Aún los fuertes como un Roble, tienen su talón de Aquiles. Sansón era invencible para los varones Filisteos, pero la mano femenina de Dalila logró derribarlo sin tener que dar un golpe.

Si habremos de salir invictos ante los embates del pecado debemos de alimentar las áreas de deficiencia con el tónico de la gracia de Dios. Las rogativas más encarecidas deben dedicarse a los puntos más débiles. Nuestra lectura bíblica y general debe enfocarse en iluminar estas áreas. Nuestro compañerismo debe incluir a personas cuya fortaleza nos inspire y complemente antes de aquellos con las mismas debilidades -pues nunca falta un roto para un descosido que no pueden ayudarse entre sí.

Debemos de cobrar conciencia de que la debilidad no es pretexto para la carnalidad. Los héroes de la fe no fueron superhombres sino humanos con debilidades comunes que aprendieron a asirse de la fuerza de Dios. Con la gracia de Dios es posible “sacar fuerzas de debilidad” (Hebreos 11:35).

Posiciónate a una distancia segura

Muchos caen por estar en el lugar incorrecto a la hora incorrecta. Nosotros no podemos controlar lo que el tiempo nos reparte, pero si a donde vamos y en donde nos colocamos.

Debemos posicionarnos a una distancia que impida quedar atrapados en la órbita del pecado. Algunos chapotean demasiado en la tentación y terminan hundidos en pecado pues no contaban con una resaca tan fuerte.

Seamos puntuales. Algunas personas pueden utilizar el internet sin restricción y evitar los sitios pecaminosos. Otros requieren un sistema de rendimiento de cuentas, que avise a otros de sus actividades y esto les es suficiente obstáculo para no visitar sitios obscenos. Pero otros, necesitan filtros avanzados para bloquear toda insinuación pornográfica pues de otra forma no  poder utilizar el internet sin terminar siendo víctimas de sus pasiones pecaminosas. Cada quién debe conocer su grado de susceptibilidad y posicionarse fuera del alcance de la tentación. Por esto el Señor no solo nos exhortó a evitar caer en tentación, también no manda a “Velar” para que no caigamos en tentación. Es decir contemplar el panorama delante de nosotros y determinar las maniobras necesarias para no terminar dentro de la zona caliente de la tentación, pues más exitoso será el que combate el pecado fuera de esta zona, que el que se deja zarandear por la tentación pensando que el proponerse a no caer en pecado será suficiente.

 

Así es de que el que piensa estar firme, mire que no caiga 1 Corintios 10:12.

 

Anuncios

Guarda silencio

Una de las muchas historias maravillosas que se registran en la biblia es la de Josué y el muro de Jericó que se relata en el capítulo 6 del libro que lleva el mismo nombre del personaje de este hecho.

Dios puso Jericó en las manos de Israel, pero está ciudad estaba fuertemente protegida por un enorme muro que sería derribado al séptimo día, una de las instrucciones que Dios había dado era: “…Vosotros no gritaréis, ni se oirá vuestra voz, ni saldrá palabra de vuestra boca, hasta el día que yo os diga: Gritad; entonces gritaréis.” Josué 6:10 (NTV).

mail (1).jpgQué difícil debió ser guardar silencio y rodear durante 6 días la ciudad, quizás para muchos era ilógico o quizás otros se preguntaban ¿cómo destruiremos los muros estando callados y dando vueltas?

El silencio es la ausencia de sonido o ruido. Muchas veces en los momentos de dificultad o en medio de las batallas tendemos a desesperarnos y a gritar con la esperanza de que alguien nos ayude; esto es natural en el hombre pero en Dios a veces es necesario guardar silencio.

Salmos 37:7 dice: “Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. (…)” (RVR1960).

Cuando la necesidad toca el hogar, la enfermedad se manifiesta o los tiempos de tormenta están azotando nuestras vidas, nuestra primera reacción es reclamarle a Dios y decirle ¿Por qué a mí? ¡Yo confiaba en ti y me fallaste! ¿Te has olvidado de mí? Y podríamos seguir elaborando una lista infinita de reclamos comunes que se hacen.

A veces solamente es necesario callar con la confianza que Dios tiene el control; ese silencio en el momento indicado es una muestra de Fe. Es cierto que es difícil hacerlo pues en esos momentos tenemos la necesidad de hacer y hacernos muchas preguntas y reclamos.

Israel se esforzó y guardó silencio durante varios días, su obediencia y su fe, le permitieron ver un maravilloso milagro; quizás en su momento no entendieron por qué debían callar pero lo hicieron con la confianza de que Dios tenía un plan. Tal vez hoy tienes muchas cosas que pedirle o preguntarle a Él, pero solamente debes guardar silencio y esperar.

Recuerda el silenció acompañado de Fe es una muestra de confianza en Dios.

Las extravagancias del que cree creer

Con toda intención pusieron a Dios a prueba y le exigieron comida a su antojo, murmuraron contra Dios, y aun dijeron: ¿Podrá Dios tendernos una mesa en el desierto? Cuando golpeó la roca, el agua brotó en torrentes; pero, ¿podrá también darnos de comer? ¿Podrá proveerle carne a su pueblo? Cuando el Señor oyó esto, se puso muy furioso: su enojo se encendió contra Jacob, y su ira ardió contra Israel Porque no confiaron en Dios, ni creyeron que él los salvaría. (Salmos 78:18-22).

Me he topado con un tipo de personas que dicen que creen en Dios, todas tienen el mismo patrón: creen que Dios dejo la Biblia escrita de una forma extraña en la que sólo los escogidos pueden darle la interpretación correcta, poniendo esto como el ideal pretexto para ni siquiera hacer el intento de tomarla y hojearla un poco, o la ven como un libro de adivinos en el que se hace una pregunta, se abren sus páginas, y donde se ponga el dedo está la respuesta celestial a cómo deben conducirse.

Cuando están en problemas es cuando acuden a los brazos de su Creador pidiendo su favor, sin olvidar, claro, el legendario “Diosito, si me sacas de esta yo…” y es aquí donde el juego del regateo empieza a todo lo que da, y prometen y prometen cosas, que, solo si se cumple su deseo, olvidan realizar cometiendo el terrible error de pensar que pudieron enredar a Dios con sus muy astutas palabrerías.

descarga (1)Si de plano el problema está realmente grueso, desarrollan un interés especial por las personas más espirituales que conocen, pidiéndoles oración con la típica frase: “Usted que está más cerquita de Dios”.

Si después de todo esto, no les llega el milagrito, se decide echarle a Dios una ayudadita acudiendo derechito a que les hagan una limpia, una lectura de cartas, una leída de manos, el café, el tarot, el horóscopo, una adivinadita, en las cuales invariablemente aparecen: el moreno, el güero, la mujer, las envidias, el mal de ojo, el ajo, las sales, el huevo, la sacudidita con hierbitas… a la casa con el santo y a echarle agua bendita.

El problema con la persona que cree que cree en Dios, es que piensa, invariablemente del problema, que Dios, el Único, Sabio, Omnipresente, Omnisciente, Todo poderoso Creador, necesita una manita o recibir algo a cambio, o verlo a usted flagelado cumpliendo lo pactado, para darle lo anhelado.

No digo que usted sea este tipo de creyente, claro que no, pero si por alguna extraña razón se encuentra reflejado en algún ejemplo anterior o se acuerda del hermano de la amiga, de la vecina de doña Chuchita, quizá le haga bien seguir leyendo.

Dios envió a su Hijo y Él ya todo lo hizo, no hay nada, absolutamente nada intercambiable que pueda ganarle su favor porque al que cree en Cristo ya se lo otorgó. Deje de engañarse, el Buen Libro nos dice que los pensamientos de Dios no son los nuestros, no queramos decirle qué camino es el mejor, nuestra opinión está comprometida a lo que desea nuestro corazón y el corazón del hombre es engañoso, (Jeremías 17:9) El corazón del hombre piensa su camino, más el Señor endereza sus pasos (Prov. 16:9). No cometamos la tontería de creer que las cosas a nuestra manera son correctas, no seamos como aquellos Israelitas que exigieron lo que bien les parecía provocando a ira a nuestro Creador.

Deje de creer que cree y comprométase de hoy en adelante a conocer verdaderamente a Dios.

 

¿QUE DEBES HACER PARA QUE TU PAREJA TE ESCUCHE?

Hay parejas que se quejan de que sienten que no les prestan atención o no les escuchan. Muchas veces sucede que están conversando y la mente de la pareja está en otro lado. A veces no se nota, pero luego cuando hacen referencia a la conversación que tuvieron… ¿Parece que nunca escuchó? Aparte del hecho de que pueda ser olvidadiza u olvidadizo, si, es posible que no estuviera totalmente atenta(o) a la conversación. Por eso, te doy estos consejos que pueden ayudar a la hora de comunicarte o decirle algo que te importa mucho a tu pareja:pareja-discutiendo

  1. Busca un lugar donde puedas hablar sin distracciones. Donde no haya televisores ni celulares y si tienen niños, espera a que estén durmiendo. Respiren y tómense el tiempo de mirarse, de esperar a que uno de los dos tome la iniciativa.
  2. Comienza por preguntar si le parece buen momento para conversar. Si está molesto o ella molesta por algo del trabajo o por alguna cosa que hiciste o no hiciste y aún no te lo ha dicho, tal vez es mejor esperar. Lleguen a un acuerdo del mejor día y hora y cumplan esa cita.
  3. Siéntate a su lado en lugar de enfrente. Sentarte al frente puede hacerle sentir intimidado o intimidada.
  4. Usar un tono diferente al que usas para cualquier otra cosa es significativo si lo que quieres comunicar es de suma importancia. Sobre todo si es un reclamo, primero dale el beneficio de la duda, luego, no uses tono de reclamo. Usa una voz moderada, controlada y amable.
  5. No divagues. No des muchas vueltas a las cosas. Trata de ser directa o directo. Ve al punto.
  6. Asegúrate de escucharlo (a).
  7. Muestra respeto hacia la otra persona cuando estés tocando el tema que sea y recuerda no usar las palabras “nunca” ni “siempre”. Es algo muy bueno a tener en cuenta para cualquier discusión o intercambio de ideas.

Lucas 6:47 Les mostraré cómo es cuando una persona viene a mí, escucha mi enseñanza y después la sigue.

NADIE ES MÁS IMPORTANTE QUE PAPÁ

Cada mes, miles de hombres se convierten en padres por primera vez, y con poca o con ninguna capacitación se lanzan en llevar a cabo el papel más importante de la sociedad, ser papá. La mayoría no tiene ni idea de lo que es la paternidad, por eso, si usted es papá la respuesta favorita a cualquier pregunta de sus hijos es: “Pregúntale a tu mamá”.

Por tal motivo Dios quiere mostrarnos porque “nadie es más importante que papá”, ya que en la actualidad la paternidad está perdiendo su importancia, es algo que a los hombres se nos ha olvidado, y cuando por fin nos damos cuenta ya los hijos se han ido de casa.

Hay algunas razones de por qué la paternidad está perdiendo su importancia en nuestra cultura.

3837Una de estas razones es porque los medios de comunicación proyectan a papá como una persona torpe, anticuada e inútil. Desde los programas de comedia como la familia peluche que presenta a Ludovico Peluche como un inepto a Homero Simpson que no sabe lo que hace, los medios de comunicación se mofan de papá, no es posible o es muy difícil encontrar un buen retrato de papá en ningún programa de televisión.

Hay una continua irreverencia sobre la paternidad en los medios de comunicación, y por consiguiente esta continúa devaluándose en nuestra sociedad. La paternidad debe valorarse.

El movimiento feminista también ha contribuido a esto. Margaret Meade, la antropóloga que ha influenciado más a la mujer moderna, describió el rol del hombre como incierto, indefinido y quizás innecesario.

Muchos pensamos que el movimiento feminista se trataba de la igualdad, pero según Margaret Meade no es así, este tipo de mentalidad (incierto, indefinido e innecesario) nos llevaría a la extinción del hombre.

Elisabeth Gould Davis atacó la masculinidad con las siguientes palabras: “La masculinidad sigue siendo una característica genética recesiva como el daltonismo o la hemofilia, las cuales están vinculadas”. La sospecha de que la masculinidad es anormal y el cromosoma “y” es una mutación accidental probando que no es buena para la raza humana es fuertemente apoyada por los descubrimientos más recientes de  genetistas. Los asesinos por naturaleza y los delincuentes estudiados, poseían no uno sino dos cromosomas “y”, cargando una doble dosis de una masculinidad genética indeseable.

Dese cuenta de las palabras de esta mujer: anormal, indeseable, mutación accidental, no es buena para la raza humana; Gloria Staylme lo resume mejor cuando dijo: “una mujer sin un hombre, es como un pez sin bicicleta.

Hoy por hoy la figura del padre está en crisis en parte por los medios de comunicación se mofan de ella y en parte por  el movimiento feminista. Pero ya no es un asunto de igualdad, es un asunto de poder y esto se debe en parte por la irresponsabilidad del hombre, nosotros los hombres hemos fallado miserablemente como padres. Muchos de nosotros preferimos poner nuestros intereses sobre los intereses de nuestros hijos, preferimos ver un partido de futbol que patear una pelota con nuestros hijos y muchos hombres tratan de ser egoístas porque después de todo trabajan mucho.

Papá escucha bien, Dios ha puesto la responsabilidad en tus hombros, nadie es más importante que tú (Efesios 6:4), este es un mandamiento del ser supremo diciendo: deja de provocar en ira a tus hijos, eso es lo negativo, pero por el lado  positivo dice: “edúcalos, instrúyelos”, pero es bien fácil escapar de esta responsabilidad dejándola a la mujer, y ellas hacen todo lo posible, y la mayoría de las veces hacen un mejor trabajo que nosotros.

DisciplinaSin embargo Dios ha puesto esta responsabilidad en nuestros hombros, y es por eso que nadie es más importante que papá. Todas las investigaciones sociológicas sobre la importancia que juega la figura del padre en una familia, todas, señalan lo mismo, que los hijos sin padre no sobresalen.

Padre, si estás pensando abandonar tu familia porque ya no aguantas a tu esposa o sientes que tus hijos te van a volver loco, o quizá la vida en familia no es lo que soñaste, antes de tomar cualquier decisión considera seriamente las estadísticas sociológicas, y esto no es para condenar a las madres solteras, esa no es la intención, las admiro, pero tampoco podemos ignorar que las hijas sin padre tienen un 53% más de probabilidad de casarse durante la adolescencia, ¿quiere eso para su hija?

Las niñas sin padre tienen un 92% más de probabilidad de terminar prematuramente su matrimonio. Nadie lo hace mejor que mamá, pero nadie es más importante que papá, las niñas sin padre son las más afectadas.

Los niños sin padre son dos veces más probables de abandonar la escuela secundaria,  papá el día que tu abandonas tu hogar duplicas la probabilidad de que tu hijo no termine la escuela, no porque sean torpes, sino porque están afectados emocionalmente, sus corazones están destrozados por el abandono del padre, y debemos de cuidar el corazón de nuestros hijos. Los que son maestros lo pueden constatar ya que lo ven todos los días en los estudiantes.

Papá alguien te tiene que decir que nadie es más importante que tú, los hijos sin padre tienen un 50% más de probabilidad de presentar problemas de aprendizaje, estos niños tienen 20% más de probabilidad de presentar problemas de conducta, el 80% de trastornos de disciplina y psicológicos que presentan los jóvenes son porque vienen de familias donde el padre estaba ausente. Son 32% más probables de irse de sus casas, 10% más probables de caer en el infierno de las drogas, son 33% más probables de ser abusados y 73% más de ser abusados fatalmente y 8 veces más probables de que vayan a parar a la cárcel, el 70% de todos los jóvenes internados en un centro de detención juvenil provienen de hogares con padres ausentes. Con razón Dios dijo: “Yo aborrezco el divorcio” ¿Por qué? Porque destruye a los hijos, los deja en un atasco emocional.

El consejo de Dios para nosotros los padres es el siguiente: “No debemos provocar a nuestros hijos”, no olvidemos lo que efesios 6:4 nos dice, enojar significa provocar a alguien, y Dios dice en su palabra que la única persona que puede inducir eso en la vida de un hijo es papá, es el único que puede implantar ese espíritu de rabia en la vida de un niño.

Es por eso que tenemos a una generación de jóvenes encendidos en enojo, basta ver las noticias, además el 85% de los adolescentes admiten que han considerado el suicidio como una opción viable,  tenemos a una generación de exasperados, hostiles, los maestros los ven todos los días.

Algunos padres son abusivos físicamente, no debe haber lugar para eso en un hogar, cuando estos niños crecen lo hacen odiando a papá, crecen con coraje; otros son abusivos verbalmente, necesitamos entender que nuestras palabras son más poderosas que los puños de nuestras manos (proverbios 18:21), nuestras palabras llevan veneno o vitaminas, no se necesita mucho para quebrar el espíritu de un niño, con el sarcasmo o con palabras que queman, papá deberías de estar dándoles vitaminas verbales a tus hijos, diles lo que están haciendo bien. Asegúrate de que sientan tu aprobación.

Algunos padres son abusivos al estar ausentes, los hombres por lo regular viven en dos mundos, el personal y el profesional, los hombres por naturaleza somos competidores, para nosotros todo es un concurso, constantemente el hombre está estableciendo jerarquía y una posición en su mundo de influencia, es por eso que el hombre se esfuerza por controlar y conquistar todo a su alrededor, es por eso que los títulos son importantes, es un área donde se puede conquistar y presumir, es por eso que traer el mejor coche, lucir bien, firmar con la mejor pluma es importante para nosotros, por eso nos encanta este mundo, pero, nos va de la patada en el otro mundo, en el mundo personal.

people-3120717_960_720Por naturaleza los hombres no somos interpersonales, nos cuesta mucho trabajo desarrollar relaciones interpersonales íntimas y significativas, nos cuesta mucho ser el esposo adorado, preguntémonos esto, si nos llegásemos a morir, ¿nuestra esposa se sentiría aliviada?, ¿cuánto tiempo le tomaría reemplazarte?

Nos cuesta mucho ser el héroe de nuestros hijos, muchas veces al llegar a casa nuestros hijos en lugar de estar alegres, refunfuñan de nosotros, ese es nuestro mundo personal. Nos va mal en este mundo porque no nos sentimos cómodos, por naturaleza no somos afectuosos, tenemos que aprender a serlo.

Las mujeres por otra parte son interpersonales, les encanta hablar y les encanta desarrollar amistades, de hecho las niñas se centran en las personas muestra de esto que cuando empiezan a dibujar, las niñas se centran en personas o en caras y cuando los niños empiezan a dibujar, dibujan cosas, y si dibujan personas es porque alguien tienen que manejar esas cosas.

Esto no cambia mucho con la edad, las mujeres se siguen concentrando en las personas y los hombres es las cosas.

Como podemos ver, vivimos en dos mundos completamente diferentes y, como nos centramos en las cosas, la familia muere por el poco o nulo interés personal que manifestamos y esta muere por la ausencia de un padre.

Cuando sobresalimos en el mundo profesional, pero fracasamos en el mundo personal estamos provocando a ira a nuestros hijos, papá recuerda “nadie es tan importante que tú en la vida de tus hijos”.

¿Puede tenerse una vida personal plena y satisfactoria y una vida personal plena y satisfactoria? La respuesta es no. El precio de la excelencia es tiempo, energía, atención y concentración.

Nuestros hijos están pagando el precio (colosenses 3:12), en esto nos deberíamos concentrar, no en acumular juguetes, en el verso 13 y 14 nos amplía la idea, debemos hacer un verdadero esfuerzo y concentrarnos más en nuestro mundo personal porque nuestros hijos no se recuperan fácilmente.

Por años las personas piensas que los niños sobresaldrán de esta mala situación que el divorcio de las generaciones actuales les ha dejado, pero las heridas espirituales de este hecho si no son atendidas continúan abiertas aún en la madurez y aunque tengan un matrimonio exitoso.

Hay estudiosos en la materia que opinan que el divorcio, por lo antes explicado es una forma de abuso infantil, el divorcio es el pensamiento central en estos niños toda la vida, nosotros los hemos dañado de por vida.

Cada promesa incumplida, cada palabra ofensiva, cada maltrato rompe su corazón, Dios dijo en Santiago que los labios que besan nunca deberían maldecir, Nos hemos tragado la mentira de que lo que nuestros hijos necesitan es tiempo de calidad, y eso es absurdo, usamos este argumento para justificar que no estamos más tiempo con ellos.

Debemos atender las necesidades de nuestros hijos (efesios 6:4), dos palabras claves: crianza  e instrucción. Esto significa que es nuestra responsabilidad papá, no es responsabilidad del gobierno, no es la responsabilidad de la escuela, ni de los abuelos, ni de la iglesia, ni de tu esposa, son tus hijos y esa es responsabilidad tuya y debes de asumir tu responsabilidad, Dios así lo ha determinado. La etimología de la palabra criar significa alimentar o nutrir hasta la madurez, de manera que es tu responsabilidad el proveer las necesidades básicas de tus hijos (1ª Timoteo 5:8), esa es una declaración poderosísima en una sociedad donde la mayoría de las madres solteras no reciben apoyo del papá de sus hijos.

Cada padre debe entender que, aún separado, esos hijos continúan siendo su responsabilidad. Si eso significa que tienes que dormir en las calles para que puedas mandarles dinero a tus hijos pues ni modo, hazlo, tienes que atender las necesidades básicas de tus hijos.

La segunda cuestión que resaltamos del pasaje antes citado es instruirlo. Esta palabra “instruir”, no sólo significa corregir donde se equivocó, sino mostrarles el camino correcto, significa educarlos en las cuestiones de la vida.

Debemos guiar y dirigir a nuestros hijos hacia la edad adulta, y esto también es la responsabilidad de papá. Pero, necesitas estar ahí para hacerlo. Necesitas enseñar a tu hijo a ser un hombre, necesitas enseñar a tu hija a ser mujer.

Tienes que enseñar a tus hijos sobre el sexo y el éxito, el dinero y el matrimonio, sobre la fe y como criar a sus hijos, para que no sientan que están navegando su vida sin un mapa.

¿Por qué hay tanto pandillero? Porque no tuvieron un padre que los guiara y los instruyera, quizás estuvo ahí pero nunca asumió su responsabilidad, y por eso estamos perdiendo a toda una generación, porque papá falló en el rol más importante.

También enseñamos a nuestros hijos en la forma en que tratamos a nuestra esposa, en la forma en que te relacionas con las personas, es nuestra responsabilidad, es nuestra responsabilidad, es nuestra responsabilidad, y también debería ser un honor.

En casos de honor, de supervivencia o de situaciones riesgosas estamos dispuestos a morir por ellos,  pero, ¿Por qué estamos tan dispuestos a morir por nuestros hijos y tan indispuestos a vivir por ellos?

TOMANDO NUESTRA RESPONSABILIDAD

Marcos 8:33-38 Jesús se dio la vuelta, miró a sus discípulos y reprendió a Pedro: « ¡Aléjate de mí, Satanás! —dijo —. Ves las cosas solamente desde el punto de vista humano, no del punto de vista de Dios». Entonces llamó a la multitud para que se uniera a los discípulos, y dijo: «Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz y seguirme. Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás; pero, si entregas tu vida por mi causa y por causa de la Buena Noticia, la salvarás. ¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma? Si alguien se avergüenza de mí y de mi mensaje en estos días de adulterio y de pecado, el Hijo del Hombre se avergonzará de esa persona cuando regrese en la gloria de su Padre con sus santos ángeles».

Vivimos esta vida sin detenernos a pensar en la eternidad. Somos enseñados desde niños a prepararnos para una vida material, física, social y profesional. Somos enviados a la escuela para estudiar y prepararnos para la vida profesional y laboral, papá y mamá (o algún otro miembro de la familia) nos repiten constantemente un sinnúmero de consejos prácticos para desempeñarnos en esta vida de una forma socialmente aceptable.  Pero olvidamos que, esta vida es efímera (Sal 103:15), y tal vez nos mereceríamos la reprensión que Jesús hace en el pasaje antes citado.

  • No nos preparamos nosotros y menos a nuestros hijos para poder presentarnos cara a cara con el Señor sin tener algún tipo de vergüenza por continuar siendo pecadores, el Señor dijo que quería todo de nosotros (Lucas 10:27; jólos.- todo, completo en extensión, cantidad, tiempo o grado, entero.
  • Y si en nuestro entorno no pensemos en la vida zoe de nuestra familia, menos nos ocupamos de los que nos rodean, olvidamos lo que el Señor desea con respecto a la humanidad (2ª Pedro 3:9), además de dar una orden directa a aquellos que creerían en un futuro en Él (Lucas 24:47), (Mateo 28:19).
  • Seguimos viviendo de forma egoísta (jeautú.- (propia) cuenta, (propia) opinión, suyo).
  • Y lo que queremos destacar en este pregón: No tomamos nuestra responsabilidad (Cruz).
  • Valoramos más todo lo material, que lo espiritual y eterno (psujé.- abstractamente o concretamente (el principio sensitivo de la persona, ser, vida, muerte, alma, ánimo, corazón).
  • Jamás queremos ver las cosas desde el punto de vista de Dios, aún aseguramos que nuestro punto de vista está bien (Isaías 64:10).
  • No queremos sacrificar nuestra vida ni un poco, queremos los beneficios pero no las responsabilidades.

sin-rumbo-1024x693¿Por qué no hacemos lo que Dios quiere?

Porque involucra tiempo (que no queremos ceder), esfuerzo (que no queremos hacer), ser responsables de alguien más (que al no ser de nuestra familia difícilmente lo voltearíamos a ver).

  • ¿Que Dios no se ocupó de que alguien nos predicara a nosotros?
  • ¿No sacrificó a su propio hijo para que tuviéramos la posibilidad de ser parte de su familia divina?
  • ¿no ha cumplido su parte del pacto hasta hoy guardándonos, proveyéndonos, sanándonos, aún desde esta vida?
  • ¿No somos propiedad suya? ¿No acaso pagó con su propia sangre?

Permíteme para finalizar concientizarte de algo.

Si el mundo, nuestro país, colonia, vecindario etc., están en la condición espiritual que están es más por lo que los cristianos hemos dejado de hacer que por cualquier otra causa.

ESTEMOS CONCIENTES O NO, ES NUESTRA RESPONSABILIDAD.

Si nos seguimos ocupando egoístamente sólo de nosotros y no nos condolemos de la humanidad que Dios ama, pregúntate si estás tú cumpliendo con la parte del pacto que hiciste con Dios.

Dejemos ya de ser una guarida de emociones y necesidades que saciar, un día estaremos delante del Señor y nos preguntará ¿que hicimos con la salvación y la eternidad que Él nos dio?

Somos los obreros de la última hora, ¿Estamos trabajando para ser dignos del galardón que se nos pretende otorgar? Piénsalo, medítalo iglesia.

 

Nadie se casa para ser miserable

Nadie se casa para ser miserable. La mayoría de nosotros entra al matrimonio con estrellas en los ojos y esperanza en el corazón. Desafortunadamente, algunas de las veces esas estrellas se convierten en arena y las esperanzas se vuelven odio. Esto se debe porque el amor es más frágil de lo que nos lo imaginamos.

chicos-enamoradosLa realidad de las cosas es que la luna de miel siempre se termina. Tarde o temprano las llamas del amor se apagan y es entonces que el verdadero mantenimiento en el matrimonio empieza. ¿Sabe por qué? Porque todos nos casamos con personas defectuosas. Todos estamos infectados con esta enfermedad fatal… el egoísmo.

El egoísmo es la raíz donde todos los problemas matrimoniales brotan. El egoísmo devora el amor y mata el matrimonio más rápido que cualquier otra cosa. El egoísmo es lo que lleva a centrarse en uno mismo, a encerrarse en sí mismo, a preocuparse de sí mismo, y a vivir para sí mismo. El egoísmo es destructivo. Porque el egoísmo siempre piensa en “mí” “primero yo, después yo y si queda algo yo”

La persona más egoísta que he conocido me dijo: “Así soy yo, siempre he sido así, y si no te gusta allá tú” El egoísmo es fatal para cada relación si no lo tratamos a tiempo. A veces mata rápidamente pero por lo general es una muerte lenta y dolorosa. El dolor puede ser indescriptible mientras el corazón sangra y el amor se escapa de su vida. Cuando una relación llega a ese punto tendemos a separarnos. Ponemos una distancia emocional entre nosotros para acolchonar el dolor.

Es por eso que es imprescindible recordar que en el matrimonio y en las relaciones interpersonales, “No se trata de mí, se trata de nosotros”.

LA GUÍA PARA TU VIDA

Sal 119:105 Tu palabra es una lámpara que guía mis pies y una luz para mi camino.

La utilidad de una vela.

Nos da calor, luz, permite movilizarnos en lugares oscuros, puede encender otras velas, etc. A continuación veremos la gran enseñanza que nos da la Biblia usando esta figura de la lámpara.

Llama--objetos--vela-encendida--luz-de-las-velas_350471En aquellas épocas cuando se escribió estos salmos y en esos lugares donde vivían era mejor viajar de noche, para evitar así el ardiente sol del desierto y los ladrones, por lo que la lámpara era una herramienta indispensable de viaje para dirigir los pasos y el rumbo del viajero en medio de un desierto árido y peligroso.

La palabra “pies” es usado como una figura para referirse al cómo vivimos actualmente (cada paso que damos en nuestras vidas) y “camino” es la figura de los planes o proyectos que tenemos en la vida.

1.- ¿En qué te basas para saber si algo es bueno o malo?

Proverbios  14:12 Delante de cada persona hay un camino que parece correcto, pero termina en muerte.

Cuáles son los criterios normales que las personas tienen en cuenta para elegir un estilo de vida: si da placer, si da menos trabajo, si da poder, si da riquezas, entre otras.

Te puedo afirmar que lo que Dios quiere para tu vida es lo mejor para ti. La única manera de saberlo será recibiendo el mensaje directamente de Dios, ya que Él se comunica con nosotros por medio de su Palabra, la Biblia.

j0309391

  1. Como usar la Biblia.
  • Aprender, recordar y practicar Salmo 119:106
  • Recurrir a la Biblia para ser consolado – Sal. 119:107 (Todos experimentamos sucesos dolorosos que es difícil olvidar. En la Biblia encuentras el consuelo necesario para que Dios te restaure. Dios usa su Palabra para actuar en nuestro ser aliviando el dolor).
  • Aprender con la Biblia a alabar a Dios – Sal. 119:108 (Podemos admirar a varias personas por sus diferentes cualidades pero nadie es tan grandioso y maravilloso como Dios. Él merece ser alabado porque es el Rey que está sobre todos).
  • Mantenerme fiel a la Biblia aún en medio de peligros – Sal. 119:109 (Posiblemente atravieses por situaciones en donde tendrás que elegir si hacer lo que dice la Biblia o los amigos, situaciones donde otros se burlen o te sientas como un insecto raro por hacer lo que dice la Biblia. Para que siga siendo la Biblia aquella lámpara para tu vida necesitas tomar la decisión de ser fiel a la Biblia que es lo mismo que mantenerse fiel a lo que Dios dice).
  • Mantenerme fiel a la Biblia en medio de tentaciones – Sal. 119:110 (Las provocaciones para hacer aquello que es contrario a lo que dice la Biblia son pecados. El pecado daña tu buena relación con Dios, con otras personas y te daña a ti mismo).
  • Leer la Biblia sabiendo que es un mensaje para mí – Sal. 119:111 (Aquí se afirma: Estaré en la Palabra de Dios siempre. Es Palabra de Dios para mí. ¿Por qué? porque le da alegría).
  • Decisión de practicar lo que está en la Palabra – Sal. 119:112 (Tú puedes decidir tener la Biblia como una lámpara que ilumina lo que ahora haces, así como el rumbo que tendrá tu vida).

Yo no soy camaleón

En la naturaleza hay un animalito muy curioso que tiene una capacidad extraordinaria para camuflarse en medio ambiente que lo rodea. El camaleón utiliza esta estrategia de defensa para esconderse de sus depredadores, o sea, de los grandotes que se lo quieren desayunar.

Los jóvenes cristianos vivimos en un mundo hostil. Nuestros amigos no cristianos no entienden nuestros gustos, nuestro lenguaje, nuestra forma de pensar y, para evitar que se burlen de nosotros, muchas veces hacemos lo que hace el camaleón: nos adaptamos al entorno social que nos rodea. ¿A quién no le ha pasado que se tiene que vestir, maquillar, hablar o ser como sus amigos solo para no ser rechazado?

El camaleón tiene que hacer esto cada vez que quiere librarse del peligro. O sea, si quiere vivir, tiene que camuflarse. Pero a nosotros, los hijos de Dios, se nos exhorta a no tratar de amoldarnos a la forma en que este mundo lo pide solo para librarnos de una situación incómoda (las bromas para hacernos quedar mal, por ejemplo). Incluso Dios nos dice que si somos objetos de burlas por ser sus hijos, debemos tomarlo como un sacrificio que hacemos por amor a Dios, y no como un calvario que tenemos que sufrir por “losers” o perdedores inadaptados.

Cuidado, no estoy diciendo que vivas como el blanco de las burlas cual mártir del sagrado corazón inmaculado. Más mas bien te animo a permanecer firme en tu fe y tus convicciones, porque te aseguro que si aprendes a hacer lo que a Dios le agrada le pese a quien le pese (¡incluso, a pesar de ti mismo!), ganarás el respeto y la admiración de los demás… ¡Y tal vez hasta tus amigos no cristianos se acerquen a ti a pedirte consejo cuando estén confundidos!

Pero, ¿dime si no es esto un verdadero sacrificio? ¿Por qué una chica cristiana no puede usar minifaldas y blusas con escote hasta la cintura si es tan fashion? ¿Por qué un chico cristiano no puede irse al rinconcito más oscuro a “conversar” con su novia si es tan romántico? ¿Por qué un joven cristiano no debe decir palabrotas si son la “única manera” de sacar el estrés?

¿Por qué tantas restricciones para los cristianos? ¿Por qué? ¿Por quéeeeee? !!!Que alguien me explique!!!

Pablo dice en Romanos 12:2: “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.” ¿Has conocido a alguien que parecía ser tan popular, alguien con quien tod@s querían andar y pasado el tiempo te enteras de que vive una vida triste, como resultado de un montón de malas decisiones? (“Quedó embarazada y no sabe de quién” o “se hizo drogadicto por seguirle la corriente a los del barrio”).

Eso es lo que el mundo ofrece cuando te amoldas a él. Pero Dios dice en su palabra, “déjame transformar tu forma de pensar, porque yo quiero un futuro diferente para ti, un futuro bueno, agradable y perfecto”.

Ser diferente es difícil, qué digo difícil, ¡DIFICILÍSIMO! Pero dando pequeños pasos de obediencia, siendo honestos con Dios y con nosotros mismos, formando hábitos para nuestro bien, pronto te darás cuenta de que Dios te fortalece cuando te sientes solo, incomprendido, como que no encajas… créeme, lo viví en carne propia muchas veces y aunque otros me rechazaron (incluso mis mejores amigos), Jesús nunca me dejo sola ni se avergonzó de mí.

CamaleónAtreverse a ser transformado en la mente (¡que no es lo mismo que dejarse lavar el coco!) es una de las decisiones más radicales que tendrás que tomar en tu vida. Si lo haces te espera un buen futuro, aun cuando el presente te haga llorar de vez en cuando; pero el no hacerlo, te asegura llorar en el futuro, incluso cuando el presente te traiga algunas satisfacciones temporales. Mi razonamiento me indica que no es tan malo no “tener un lugar” en este mundo… ¡sería peor no tenerlo en el cielo!

Tú, ¿qué elijes? ¿Yo? Yo me dejaré transformar y permaneceré firme en el camino que me llevará a la vida eterna… Después de todo, ¡YO NO SOY CAMALEÓN!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑